Headline »

September 29, 2016 – 10:19 am

Emilio Ichikawa
La revista Newsweek ha publicado en calidad de artículo de “opinión” un texto de Kurt Eichenwald titulado “How Donald Trump’s Company Violated the United States Embargo Against Cuba”.
Aunque el autor ha husmeado por aquí y …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

Carlos Vasallo, CEO Canal 41 Miami: Traer un camión con cubanos desde Costa Rica no fue solo para hacer una promoción que beneficiara al canal

Submitted by on September 16, 2016 – 8:52 am

logo 1Emilio Ichikawa

Hace unos meses (dentro de poco un año), a propósito de que Pablo Iglesias criticara a un periodista de fila de un diario español por la manera de titular sus textos, Gregorio Morán expresó que era preocupante el desconocimiento de la realidad del periodismo contemporáneo que evidenciaba la queja de Iglesias; porque en realidad “el currito que redacta una noticia no tiene ningún poder sobre los titulares y en general ni siquiera sobre los párrafos que firma”.
La ingenuidad alcanza también a Miami donde solemos criticar, por el tipo de prensa previsible y sesgada que predomina en esta ciudad, a quienes firman en los periódicos o dan la cara en las televisiones, cuando probablemente ellos son otros “curritos” carentes de soberanía sobre los contenidos (y títulos) que divulgan. Si es así, la crítica de la prensa debe desplazarse desde el debate con el reportero a la exposición de los móviles del propietario del medio.
Atendiendo a este precepto, creo que es posible afirmar que la clave del tipo de periodismo “informativo” que se hace (durante 6 horas diarias) en el Canal 41 América Tevé de Miami no está en la audacia del reportero Olance Nogueras o en la inteligencia del presentador Juan Manuel Cao, sino en la filosofía empresarial del Presidente y CEO de esa empresa, el señor Carlos Vasallo.
En el 2011 la Junta de Directores de Caribevisión (fundada hace unos 7 años) presentó un pleito contra su socio y entonces dueño de Américatevé Canal 41 de Miami Omar Romay. Nombres y “marcas” conocidos en el giro como Alejandro Burillo Azcárraga/Grupo Pegaso, Mediaset/Telecinco España y Vasallo TV Group componían la referida Junta, que acabó ganando la demanda y nombrando en enero de este 2016 a Carlos Vasallo como Presidente y CEO de la que era empresa de Omar Romay.
Esta es la breve historia que permitió que en una entrevista con José Antonio Fernández para Revista Pantalla/Natpe (VIDEO), el señor Carlos Vasallo pudiera describir el patrimonio que hoy tiene a su disposición y que, según ha asegurado en recientes comparecencias televisivas, está dispuesto a expandir por EEUU, América Latina y Cuba, en la que piensa posicionar a América Tevé como la primera televisora independiente en una isla post-Castro.
Vasallo declaró con orgullo que el Canal 41 América Tevé “es el único canal independiente que queda en EEUU, y es el más exitoso” y cuenta con un staff de reporteros y periodistas para noticias compuesto por 75 personas.
Sobre el otro canal de la empresa, Teveo (Comcast 82), dijo que “Mi intención es convertirlo en Teveo de Las Américas, el Canal de las Libertades; el canal para América Latina, el canal independiente al que deben aplicar todos los países con libertad, con una distribución a través de todos los países que se consideren liberales”, añadiendo quevamos a llamar a apoyo a todos los sistemas democráticos de América Latina desde Miami, que se ha convertido en la capital de las Américas”.
La estrategia editorial formulada por el señor Vasallo es clara. Tanto, que deja casi una sola alternativa a los periodistas del Canal 41 para competir profesionalmente: Mostrar la capacidad que tienen para leer el objetivo adelantado por Vasallo. Es decir, no es opción de los periodistas de fila (de los “curritos” que decía Gregorio Morán) el escoger entre Temer y Dilma, entre el oficialismo y la MUD, etc., ellos solo deben brillar, competir, en la forma específica que defiende “el plan Vasallo” (Temer y MUD) o ataca (Dilma y oficialismo).
El señor Carlos Vasallo es emprendedor, imaginativo y, como él mismo ha dicho un tanto en broma, “controlador”. Está convencido de que quien distribuye leche debe ser dueño de la vaca, del pasto y de la lluvia que le hace crecer. Ha sido un exitoso distribuidor de películas que acabó comprando y produciendo los filmes a distribuir. Su cinemateca es famosa y valiosa. Vasallo es conocedor del mundo de la cultura. Él mismo ha hecho cultura. Ha sido actor y es un notable pintor. Pero nada de esto le apasiona tanto como comprar y vender.
Con tal de lograr el triunfo no parece tener demasiados límites. Es audaz y se ha querellado (exitosamente) contra gente aparentemente poderosa. No sólo en Miami, también en Houston. Sentó a Televisa a negociar ante una mesa y la compañía mexicana dijo sí.
Vasallo aprendió arte en España (su padre, por cierto, fue un destacado periodista de la prensa de El Movimiento, del Estado franquista). Fundó empresas en México. Hizo dinero en EEUU. Ahora mismo es considerado una voz dentro de la comunidad cubana de Miami; aunque sería más exacto decir que es el director de un coro de voces.
¿Cómo percibe Carlos Vasallo al Canal 41 dentro de la comunidad cubana de Miami? Él mismo lo resumió de esta manera: “El Canal (41) no es importante para la comunidad cubana. El canal (41) es la comunidad cubana”.
¿Qué ha hecho recientemente el señor Vasallo en pos de la expansión pronosticada en un alto de una reciente edición del programa “TN3” de Carlos Otero? Varias cosas, como también ha reconocido en la citada entrevista: Ahora mismo acabamos de hacer una labor altruista y humanitaria de traer un camión cargado desde Costa Rica con un grupo de cubanos atravesando todo México y luego todo EEUU hasta el canal (41). Tuvieron a la llegada una repercusión mediática a nivel internacional. Cuando digo internacional me refiero al New York Times, El País y todos los grandes periódicos del mundo, mencionando la televisora. Eso no es una cosa que se hace solamente para hacer una promoción altruista para beneficiar al canal, se hace realmente porque el canal es un canal que se ha labrado en base a la comunidad cubana… El mercado en EEUU es un mercado nicho”. (Se atribuye esta filosofía a Vasallo, pero palabra por palabra es lo mismo que decía Romay)
Es decir, no solo se aprovecha la crisis migratoria y se traen cubanos desde Centroamérica “para beneficiar al canal”, pero también y confesadamente “para beneficiar al canal…”; porque ese tipo de “noticia” es el que supuestamente apacigua y atrae al “nicho” cubano de Miami.
Es también el rasero que lleva a Univisión a distribuir como “entretenimiento” los comentarios políticos de la periodista Ninoska Pérez Castellón. Por eso la empresa Univisión aclara en texto y audio luego de las comparecencias televisivas de Ninoska: “Los comentarios expresados se presentan únicamente con el propósito de entretenimiento. Univisión no apoya ni endosa las observaciones y opiniones del programa”.
La definición del señor Vasallo sobre la comunidad cubana de Miami es insuficiente desde el punto de vista sociológico e histórico, incluso político, pero es óptima desde la perspectiva de quien quiere fundar un negocio y ganar un posicionamiento frente a la competencia. Al respecto dijo Vasallo: “la comunidad cubana llegó para quedarse, Fidel lleva desde 1960, que para ser exacto son 55 años en el poder, entonces esa gente llegó para quedarse”. Con la afirmación retórica del “regreso” a Cuba, y la certeza práctica de su negación (“quedarse”), Vasallo gana el boleto en la aduana emocional cubanoamericana.
Como para Univisión, también para Vasallo el problema cubano es “entretenimiento”. Dijo el empresario a “ourensemigante.es” sobre la esencialidad kubishe: “descubrí que el deporte de los cubanos no es el fútbol, ni el béisbol. Es la política”.
Para afianzarse, y siendo consecuente con su apreciación de la identidad cubana, Vasallo pretende y corteja a la clase política cubanoamericana local. Lo hace con una transparencia que sería chocante en otros contextos, aunque no tanto en Miami. Contó en entrevista el señor Vasallo: cuando yo llamo al Alcalde de Miami viene Tomás Regalado. Un locutor, un combatiente de la brigada revolucionaria para (re)conquistar Cuba. Cuando yo llamo al Alcalde de Hialeah viene Carlos González (Fernández), un militante de la policía, jefe de la policía y que había sido jefe de la brigada de (anti)narcóticos; es un cubano de pro. Es decir, cuando llamo a las autoridades que quiero que vengan al canal porque vienen esas gentes que estamos trayendo desde Costa Rica, todos son cubanos; son americanos pero son cubanos”.
La alianza entre medios de comunicación y poder político se consuma impunemente en Miami. No hay que “investigar” esa complicidad porque no está velada, no está oculta; más bien forma parte del paisaje. Ni siquiera puede decirse que sea un elemento de corrupción: es un performance de oficio en el decálogo moral del espacio público miamense.