Headline »

September 28, 2016 – 2:52 pm

Jorge Riopedre
Hace unos cuantos años, cuando se produjo el “desmerengamiento” de la Unión Soviética, nos tocó a nosotros reír de buena gana por un vuelco tan inesperado que ni los mejores cartógrafos políticos podían predecir: …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

Noticia y comercial

Submitted by on September 14, 2016 – 8:16 pm

48577-caricaturas-gEmilio Ichikawa

Noticia es “news”. Noticia es “novedad”, “novedades” o “nuevas”. En el Newseum de Washington DC existen unas cornisas digitales, desfachatadas o interiores, que llaman cintillos. Los cintillos van moviendo ininterrumpidamente noticias a lo largo de las paredes. Desde que un suceso aparece en la esquina superior de una sala, a que desaparece por la otra esquina, pasan unos pocos segundos. Esos segundos constituyen la edad de la “news”.
Luego de ese breve transcurrir los eventos siguen existiendo, pero ya no como noticias, no como novedades ni como news, sino como historia. Como “anales”, para decirlo a la manera de Tácito.
La originalidad conceptual del Newseum es declarar como propósito una imposibilidad: la eternización de lo fugaz.
La noticia puede ser buena y puede ser mala. A la primera se la identifica como “buena nueva”; a la segunda, como “mala nueva”. Los actuales estrategas de la comunicación están convencidos de que la “mala nueva” vende más que la “buena nueva”. De ahí la cantidad de accidentes, disparos, peleas, etc., que abundan en los noticieros.
Un comercial es una “buena nueva”… con recomendaciones. Mientras la noticia sobre el comercio es simplemente una información sobre el trueque: En L y 23 venden helados y en L y 21 cambian pichones por cachorros.
La noticia como comercial es el empeño furtivo, por la izquierda, en la promoción de una mercancía bajo la apariencia de que solo se ofrece una información. Se ve con frecuencia en cuestiones relativas al tráfico humano.
Como negocio, la emigración ilegal es una cadena con muchos eslabones. La prensa es uno de ellos. Cuando en una camada migratoria se involucra un recurso de valor, digamos un prospecto cubano del béisbol, los artículos periodísticos sobre la llegada del grupo a EEUU suelen traer varios párrafos donde se describe con mucho favor la calidad del deportista.
Desde el punto de vista de la batalla de ideas, en este caso desde la perspectiva anticastrista, mientras más favorable sea la información biográfica que despacha el periodista más daño le hace al gobierno cubano, porque implica que la pérdida es mayor; que el hueco dejado por la “deserción” es más profundo. Sin embargo, esa “noticia positiva” o “buena nueva” funciona de hecho como el primer “comercial” que la mercancía humana ha tenido en el mercado de talentos. En casos como este, la noticia funciona como comercial, sin dejar de ser noticia.
Otro ejemplo. En el día de ayer, después de estarse certificando a la sombra y al malecón secano, por dos largos meses, que el Canal 41 de Miami y Te Veo estaban en una “nueva era”, el CEO de América CV Network Carlos Vasallo irrumpió varias veces en la programación habitual para repetir que el Canal 41 entraría en una (otra) nueva era, ya que los altos índices de audiencia le habían persuadido a favor de la expansión. Por una parte se trata de una información; por otra, de un comercial que invita a la inversión y a la duda. ¿De verdad Vasallo quiere expandirse, o quiere vender? Carlos Vasallo, amigo declarado de Buñuel e hijo de un periodista del Movimiento amigo de Delibes, ha arriesgado mucho y fallado muy pocas veces. En los negocios. (IMAGEN: Por Falco, en JR)