Headline »

September 30, 2016 – 8:10 pm

MIAMI AUDIO: eichikawa, conversando con Edmundo García en “La tarde se mueve” (Viernes 30 de septiembre, 2016)
(https://soundcloud.com/ltsm/09302016-viernes)

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

SERGIO LOPEZ: Los tiempos del “nuevo” nacionalismo cubano

Submitted by on September 12, 2016 – 5:31 pm

sergiolopez1Dr. Sergio López

Existe una vieja tendencia entre los estudiosos de ese fenómeno histórico conocido como Revolución cubana, a medir los tiempos históricos de acuerdo al enfrentamiento entre el grupo político de Fidel Castro y el gobierno de los Estados Unidos de América. Tratando de resolver los vacíos y las discontinuidades de los acontecimientos históricos mediante una cronología apropiada, así parece que los estudiosos nacionalistas cubanos quisieran reforzar las fronteras de los mitos fundacionales del castrismo, frente a la amenaza a su ámbito de lo sagrado, ese término que como hemos insistido en varias ocasiones, nunca muestra tiempos específicos porque de este modo se aleja del dominio de los cubanos normales y corrientes.

Si nos fijamos, esta interpretación de la historia relativamente reciente por parte de los estudiosos nacionalistas, se basa al menos en tres claves:

1-El grupo político de Fidel Castro, debió lidiar (incluso desde antes de tomar el poder), con una manifiesta oposición de los Estados Unidos de América.

2-Las medidas del llamado Gobierno Revolucionario contra los intereses estadounidenses en la isla, y a favor de un régimen a todas luces totalitario, resultan una consecuencia natural de aquella hostilidad.

3-El proceso temprano (y subterráneo) de alianza del grupo político de Fidel Castro con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, es irrelevante en esta historia.

Ante este “cortafuegos” en los estudios históricos, los historiadores del nacionalismo cubano deben insistir en estudiar los orígenes del movimiento cívico que se inició como repulsa al golpe de estado de Fulgencio Batista el 10 de marzo de 1952. En sus acciones, sus símbolos y sus programas, sus esperanzas y sus miedos. Y en como este manifiesto descontento civil, se convirtió luego en un notorio descontento primordial. Los historiadores nacionalistas, deberían también buscar un equilibrio analítico entre los actos y los gestos del gobierno de los Estados Unidos de América hacia la dictadura de Fulgencio Batista y hacia el movimiento opositor al régimen autoritario instaurado el 10 de marzo de 1952. Por último, los historiadores nacionalistas deberían atender al cambio de estrategia del Partido Socialista Popular de los comunistas cubanos desde la segunda mitad del año 1958, así como al ataque a los pilares básicos de la democracia y el acercamiento del nuevo régimen a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas.

Estoy seguro que, con los deberes hechos, entenderíamos mejor aquellos días iniciales de ese fenómeno histórico conocido como Revolución cubana. Y, probablemente, nos ayudaría a acercarnos cognitivamente, a más de medio siglo en el poder del grupo político de Fidel Castro, que ha marcado la vida de varias generaciones de cubanos.

–FOTO: Fidel Castro en el Teatro Flagler de Miami: latinamericanstudies.org