Headline »

September 27, 2016 – 10:50 am

Desde el avión presidencial (septiembre 27, 1970), el consejero de Seguridad Nacional Henry Kissinger llamó a su asistente militar, coronel Alexander Haig, para que insistiera con el embajador soviético en Washington, Anatoli Dobrinin, en el …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » Cuba

De la historia del anti-comunismo en Cuba

Submitted by on November 29, 2015 – 10:54 pm

Zarismo-195x300Antonio García-Riestra

Un camión del cuartel de La Cabaña se detiene (1959) ante la oficina de la Liga Anticomunista (Calle G 558, Vedado) y cuatro o cinco soldados incautan los archivos y de paso la edición casi completa del libro Zarismo rojo (1958), de Salvador Díaz Versón (1905-82), que se quemó en la esquina de G y 23.

Según Díaz Versón, el joven Adolfo Rivero Caro habría revelado que estos archivos contenían casi un millar de fichas de simpatizantes comunistas, entre ellas la ficha 943, que rezaba: Fidel Castro Ruz: reclutado en el Colegio de Belén por el agente soviético Gumer S. Bazhirov…». Nada parece indicar que así fuera, pero Díaz-Versón alegaba que su expediente sobre Castro incluía fotos de este y otros (como Alfredo Guevara) entrando y saliendo de la casa de Bazhirov en Miramar (Segunda Avenida 6, entre Primera y Segunda calles).

Luego se corrió que, yendo al paredón, el oficial del Buró de Represión de Actividades Comunistas (BRAC), José Castaño, habría soltado: «Todo lo que hice mal fue por causa de la influencia de Salvador Díaz Versón». Para este último no quedó más salida que el exilio. Ya había tenido que hacerlo cuando Machado (1933) y Batista (1954).

Al largar su discurso por el aniversario 40 del Partido Comunista, Fabio Grobart sacó de la manga un ejemplar de Zarismo rojo para criticarlo con dureza (El Mundo, agosto 18 de 1965, página 5). Díaz Versón conseguiría otro ejemplar y logró reimprimirlo (Miami, 1970).