Headline »

September 28, 2016 – 2:52 pm

Jorge Riopedre
Hace unos cuantos años, cuando se produjo el “desmerengamiento” de la Unión Soviética, nos tocó a nosotros reír de buena gana por un vuelco tan inesperado que ni los mejores cartógrafos políticos podían predecir: …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

Univisión Miami, viaje a Cuba y migrantes cubanos

Submitted by on November 26, 2015 – 11:50 pm

5369-fotografia-gEmilio Ichikawa

Hace un rato le comenté a un académico cubano que enseña en una Universidad de EEUU, que sentía inquietud porque acontecimientos producidos en los últimos tiempos se me estaban imponiendo en ineludible conexión; y que algunos engarces eran tan sinuosos que parecían episodios de una “teoría de conspiración”. Algo tan atractivo como de poco prestigio.

Sin embargo, el profesor estuvo alentador cuando propuso que había diferencia entre una “teoría de conspiración” basada en suposiciones, secretismos y mentiras; y otra que se sustentara en información publicada. Ese discernimiento me anima a exponer estos sucesos.

El miércoles 7 de octubre (2015), bajo “coacción” de una amiga periodista, escribí una breve nota llena de insinuaciones y casi vacía de contenido. Eran exigencias. A pesar de esto, dicha nota es significativa porque demuestra que al menos desde ese día, ya en Miami se comentaba que uno de los reporteros de televisión más conocidos en la ciudad tenía asegurado un asiento para viajar a Cuba. Me refiero a Mario Vallejo, de Univisión Miami. Y digo que tenía “asegurado un asiento” y no “comprado un pasaje”, porque según lo que se comentaba el viaje podía ser regalado.

No por el gobierno cubano; sino por los propietarios de la compañía de viajes a Cuba XAEL Charters, con los que Mario Vallejo tiene amistad privada y social. En Miami se conoce que la marca XAEL se forma por la unión de las iniciales de Xiomara Almaguer y Eddie Levy, los dueños de dicha empresa.

Llegado a este punto debe preguntarse: ¿Cómo puede viajar secreta o discretamente a Cuba un personaje público de Miami, si dicha celebridad va a conseguir su vuelo en una de las agencias de viajes a la isla de la ciudad, tan afines con el gobierno cubano? (Sin que ello signifique que sean comunistas, como siempre reparan para no ser sospechosos de antinorteamericanismo)

De oficio, era necesario dejar un espacio para que el viaje del cubanoamericano Mario Vallejo a los predios de la tiranía (para usar un vocablo a la altura del propio Vallejo) fuera una “bola” o “bulo” de sus competidores en el mercado periodístico miamense; pero el viaje fue confirmado (al menos) en la entrevista que Natasha Herrera le hizo a Mario Vallejo, publicada el 14 de octubre en El Nuevo Herald.

Herrera señaló en su trabajo que “Vallejo viajó a Cuba la semana pasada para tramitar la compra de la vivienda”; el propio entrevistado reveló que fue contactado por la “policía política”, que fue la denominación usada por la periodista: “dos personas se reunieron conmigo en el hotel Cohíba, se presentaron como parte de un grupo de trabajo del Consejo de Estado”.

Vallejo relató que entró a Cuba “sin contratiempo alguno”, hizo las gestiones para la adquisición de la casa y dejó los trámites legales “al abogado, de mi entera confianza”; añadiendo que “regresé a Miami” y que “Pronto me envían las fotos y el vídeo que mostraré el próximo lunes en Noticias 23.” Información que le serviría para demostrar “que hay también quiénes tienen buenos y dignos motivos para querer volver”.

Aunque Vallejo dijo en una nota en Facebook que no tenía las licencias requeridas para trabajar como reportero en Cuba, de hecho las autoridades cubanas sí le consintieron que ejerciera el periodismo durante su viaje a la isla. Una excepcionalmente generosa policía política no solo permitió que Vallejo documentara su misión “humanitaria” en Cuba; sino que incluso tocara temas de innegable implicación política, como es el altruismo sobre el sector de los niños y los jóvenes, algo que siempre el gobierno se ha reservado con celo. Por poner tres ejemplos: A diferencia de lo tolerante que fue con Mario Vallejo, el gobierno castrista prohibió a diplomáticos españoles repartir caramelos en La Habana el Día de Reyes; a las Damas de Blanco distribuir juguetes y a la antigua Oficina de Intereses de EEUU en La Habana dar ayuda para niños atendidos en el Hospital Oncológico.

Un empresario residente en Miami, que lleva décadas promoviendo relaciones con el régimen de La Habana, dijo no entender por qué le habían permitido a Mario Vallejo su misión filantrópica. Esta es una pregunta que, aunque no con una respuesta, sí va a contar con un esclarecimiento en este apunte. Dicho esclarecimiento se relaciona con una “teoría de conspiración”; ya he presentado excusas por esto.

Eddie Levy, de quien había dicho que es co-propietario de la agencia de viajes a Cuba XAEL Charters, es además co-presentador del programa radial “La tarde se mueve”, que conduce desde Miami el periodista Edmundo García.

En la edición de “La tarde se mueve” correspondiente al martes 17 de noviembre, en un pasaje donde se conversaba sobre la situación de los emigrantes cubanos en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica, Eddie Levy dijo lo siguiente: “Ayer hubo una entrevista con Mario Vallejo… Tú sabes que Mario es amigo mío… Durante meses esta gente ha estado diciendo que quiere ir a EEUU para buscar una vida mejor, por una cuestión económica… ahora no, ahora prácticamente se les está diciendo que digan que se quieren ir a EEUU porque están huyendo a la represión y al comunismo…” (LTSM. Soundcloud. Minuto 45:42)

Debe ser cierto, como por ahí se dice, que dos personas pueden ser amigas aunque tengan ideas políticas diferentes. Bueno, dos personas sí, pero… ¿dos cubanos? Ideas sí, pero… ¿intereses y pasiones? Diferentes sí, pero… ¿contrapuestas?

Como si se tratara de la misma ruta, Mario Vallejo agotó los materiales relacionados con su viaje a Cuba y reapareció en el mismísimo centro del problema de los migrantes cubanos en la frontera entre Nicaragua y Costa Rica.

Vallejo alega, como mismo hizo para referirse a su misión en Cuba, que su objetivo al inmiscuirse “de hecho” en el asunto migratorio era “humanitario”, no político. Sin embargo, el propio Eddie Levy en la segunda parte de su citado comentario en “La tarde se mueve” del 17 de noviembre, dice aludiendo a su amigo Mario Vallejo que “esta gente ha estado diciendo que quiere ir a EEUU para buscar una vida mejor, por una cuestión económica… ahora no, ahora prácticamente se les está diciendo que digan que se quieren ir a EEUU porque están huyendo a la represión y al comunismo”. Creo que puede entenderse que es Vallejo uno de los que participó en la politización de esa “crisis”.

Quien sí lo afirma sin medias tintas es el periodista Alessandro Solís Lerici en un artículo aparecido en el periódico La Nación de Costa Rica el domingo 22 de noviembre, con un título inconfundible: “La primicia periodística que generó tensiones en conflicto de migrantes cubanos en Costa Rica”. El autor de dicha “primicia” es obvio: Mario Vallejo.

En ese artículo en La Nación Solís Lerici señala: “El martes 17 de noviembre, tras dos días de cierre de la frontera entre Nicaragua y Costa Rica para cubanos migrantes, la tensión en el puesto fronterizo de Peñas Blancas alcanzó uno de sus puntos más altos y la incertidumbre de los migrantes escaló a la desesperación. En ese momento, cualquier noticia iba a generar vítores o violencia… dependiendo de la noticia. Esa tarde –horas después de que la Fuerza Pública y la Defensoría de los Habitantes lograran convencer a un grupo de unos 50 cubanos de que dejaran de bloquear el paso de camiones hacia Nicaragua (había presa de varios kilómetros a ambos lados de la frontera por el bloqueo)– apareció un héroe para los migrantes: Mario Vallejo.”

¿Para qué sirvió esa “crisis” de migrantes cubanos que durante días dominó parte de la prensa internacional? Pues para llamar la atención sobre algo conocido como “Ley de Ajuste Cubano” en el peor momento para ese “privilegio”; ya sea por los enconos anti-inmigrantes provocados por los recientes atentados terroristas, o por los términos en que se está dando el debate migratorio en el ambiente pre-electoral de EEUU.

El aguaje noticioso sobre los migrantes cubanos también ha servido para poner sucesivos cerrojos (¡solicitados por Costa Rica, el héroe de la película de Vallejo!) a la salida desde La Habana y a la llegada de cubanos a Ecuador; cerrojos al paso por Colombia y Panamá; y posiblemente cerrojo hasta a la entrada en EEUU, según lo que se cuadre en las “oportunas” conversaciones migratorias que las partes norteamericana y cubana tendrán la próxima semana.

¿Cómo es que pudo Mario Vallejo comprar y adjudicar casa en Cuba? ¿Por qué pudo Vallejo hacer periodismo en la isla, sin acreditación, sin que la policía política lo molestara? Es conspirativo, pero elocuente: Su actuación en el terreno de los migrantes cubanos se lo cubriría.

IMAGEN: Por Laz en JR