Headline »

September 30, 2016 – 4:56 am

“El Programa de Liderazgo de Verano para la Juventud Cubana se llevó a cabo los veranos (boreales) de 2015 y 2016, y ya ha terminado. Finalizó en agosto de 2016, con ajuste a la duración …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

Individuos y ser humano

Submitted by on November 26, 2015 – 12:26 am

15833-caricaturas-gEmilio Ichikawa

La batalla más intensa entre socialismo y capitalismo que recuerdo, la protagonizaron en los años ’90 la tía Elisa y el tío Martin en la modesta cocina de un edificio de Ermita, bloque del ICRT.

No tenían aceite para cocinar, y la excusa del tío, un viejo sindicalista, era que él no se podía encargar de eso porque lo importante era solucionar el aceite de todos los necesitados del mundo. A lo que la tía, hábil costurera, repuso que a ella le importaba el aceite (empírico) para freír unas croquetas de harina, saborizadas con harina de pescados alimentados con harina de pescado, que vendían en uno de esos refrigeradores argentinos que estaba situado frente a la Fábrica de Calzados Plásticos, a unos metros de la redacción de Bohemia/Verde Olivo.

En la medida en que ascendemos desde la casa de los tíos-París-América Latina-Planeta tierra donde vivimos todos los seres humanos, perdemos en relevancia (nos disolvemos) y libertad individual (nos disuelven), que es el valor que centra la ideología de derecha. Por supuesto, ganamos en trascendencia y unidad colectiva.

El contrapunto axiológico de la “libertad” no es ya contra la “igualdad” sino contra la “seguridad”. Cualquier limitación que se haga hoy a la libertad individual se legitima menos si se lanza bajo el pretexto de defender la igualdad que si se proclama en aras de la seguridad.

El Presidente de Francia Francois Hollande se acaba de cargar una porción de libertad, no se si legítimamente pero sin dudas popularmente, en nombre de la seguridad y la lucha contra los terroristas. Y lo ha hecho con toda consecuencia ideológica, ya que Hollande es un Socialista. De ahí que se sintiera tan cómodo en la visita que realizó este año a Cuba; donde reivindicó gran parte de la batería ideológica de izquierda en unas palabras pronunciadas en el Aula Magna de la Universidad de La Habana.

Lo que hoy hace socialista al gobierno cubano no son sus preferencias en política exterior, ni su catolicona moral, es la escala impositiva por la que se rigen las reformas de Marino Murillo: Las empresas estatales pagan menos impuestos que las cooperativas; las cooperativas menos que los cuentapropistas o trabajadores privados. Dime a quién gravas y te diré quién eres.

El compromiso de la derecha cubana es con la libertad del individuo y la rebaja de impuesto a los cuentapropistas; que en enero subirán abruptamente en Sancti Spíritus, como ya lo hicieron en Banes.

Es obvio que el gobierno cubano se siente incómodo ante el tema de los derechos humanos, pero solo en apariencia. “Derechos humanos”, que no son los derechos del ciudadano ni del individuo, es un patrimonio de la ideología de izquierda. A la larga, el anticastrismo pudiera “pactar” algunas cosas en ese ámbito, pero de ningún modo vencer a la prédica socialista del castrismo. Los engañosos “derechos humanos” están en el ADN de la Revolución Cubana; incluso en los genes de la Revolución Bolchevique y la Revolución Francesa.

IMAGEN: Laz: jr