Headline »

September 29, 2016 – 7:17 am

Emilio Ichikawa
El presidente de Brasil Michel Temer envió una carta al presidente de Colombia Juan Manuel Santos transmitiéndole “uma mensagem de confiança e esperança com o acordo de paz selado com as Forças Armadas Revolucionárias …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

FC Bauta

Submitted by on November 23, 2015 – 10:02 am

 

001-300x225Emilio Ichikawa

Cada vez que veo un juego de fútbol en familia y entre amigos, tengo que soportar en silencio que me digan que fui un buen futbolista. Digo soportar porque no es cierto; pero tampoco lo niego dado que bastantes cosas le escamotean a uno para ponerse a rechazar lo poco que le celebran. No solo no es fácil calificar como buen futbolista; ni siquiera es cómodo aplicar para futbolista “de Bauta”.

Ni de Güira de Melena, de donde no se puede hablar de nadie sin que salgan a proclamar a Julio César. Dada la exigencia, creo que al menos es posible decir que el mejor defensa que ha dado ese pueblo es Pedro Matos y el mejor portero Noel Argüelles, el padre de su hijo. El lanzador que le entró a Kansas.

Lo primero que hay que aclarar es el calificativo de “de Bauta”. Porque en Bauta jugaron muy buenos futbolistas que no son del pueblo, o de la ciudad. Como Crea, Los Abuelos, Gory, el guajiro de San Cristóbal… Los no bautenses a los que yo les daría el título de “oriundos” (perdón al “Oriundo de Jobabo”; por cierto, Ramón Núñez -que es de Manatí, Las Tunas- jugó una o dos temporadas por Bauta) del pueblo son Libán (una gloria de Santa Cruz del Norte) y Ernesto “Nesty” Benítez (la esperanza de Santa Fe, Ceiba 4 y ahora de Hialeah).

En la otra cara de la moneda están los buenos futbolistas de Bauta que no jugaron con el pueblo. Los “traidores”, como Andrés Vázquez, Ahmed Ordaz y Manolo Rodríguez. Ellos dieron lo mejor de su talento deportivo a Caimito; luego no los incluiría, no se merecen, integrar la lista de grandes futbolistas de Bauta. Ni el gran Travieso, un pedagogo bautense al servicio del pueblo de la cantante de Anacaona.

Lo que se dice “de Bauta”, y buenos futbolistas, el primero es Richard Lee. Buena técnica, valor, liderazgo… Le sigue Raúl Socarrás, un caballero en el terreno y un virtuoso con la pelota. Después pongo a Carlitos “Pelo lindo”, de la barriada de Santa Emilia. Mortal con el balón parado y capaz de echarse el equipo encima cuando todo el mundo flaquea. Y el mejor delantero, El Matador, Yuri, que luego cosechó éxitos en el Taekwondoo. Después viene una larga lista, de decenas de buenos futbolistas. Se me queda gente, lo sé… Pero hoy recuerdo al John Almeida, Pucho, Daniel (El Pele), Samuelito… Una media de lujo, como la que formaban Monguito, Bolota y Guanche en el Caimito de Travieso, era una pieza de segunda comparada con un 3 formado por Richard, Carlitos y Raulito Socarrás. Si le ponías a Nesty y Yuri en la punta, era mejor que cualquier selección nacional de los últimos tiempos.

Entre la gente que hizo por desarrollar el fútbol de Bauta, desde el magisterio, están Cheo, Luis, Omar y Papucho, que hoy vive en West Kendall y trabaja para State Farm. Destacaron como atletas de segunda línea el Chino Juan Miguel González, el Tine Martínez, Félix “Felito” Octavio, Pupi (Bola de Diente), Raulito (Pinguilla), Paquito (el padre de Los jimaguas del Aeropuerto de Miami), Los Cajides, Larrea, Molina, Wito, Ballester… y muchos otros.

Dejo para el final a Nelson Trujillo, fallecido en plena juventud, diría que en su adolescencia, que trataba el balón con una ternura invencible. Conocí el dolor de su abuela Petrona tras su fallecimiento. Y el de sus grandes amigos Joel, Libán y el hermano de mi gran amiga Mercedes, del barrio del Yumurí.

Mis mejores momentos en ese deporte fueron en juveniles y en el equipo de segunda categoría de Bauta, donde aprendí. Y eso fue lindo. Y luego en la Universidad de La Habana, donde logramos dos medallas de oro en los Juegos Caribe para la Facultad de Filosofía e Historia; que a pesar de ser una Facultad pequeña nos pasamos a Biología, Derecho y Economía… Con una banda llena de gusanos y potenciales segurosos… Pero entonces eso no importaba.

FIDEL CASTRO sobre ROLANDO ARROJO: “Una de sus estrategias era dejar a nuestro equipo de béisbol, que no podían vencerlo bajo ningún concepto, sin sus mejores cuadros y dejarlo sin pitchers, porque saben que no nos pueden vencer de otra forma. Y así, a más de un pitcher compraron, y hoy mismo compraron al mejor del equipo, una persona, por lo demás, respetada y considerada por todos, al pitcher Arrojo, desaparecido, como es clásico, comprado —sabemos quiénes participaron—, porque se asustaron. No pueden vencer al equipo de béisbol, y compraron a Osvaldo, compraron a Liván y compraron a Arrojo.” (Discurso de Fidel Castro, julio 10 de 1996)

FOTO: Pa’lo que hemos quedao. Emilio y el ex lanzador de Grandes Ligas Rolando Arrojo, defensas en una “vallita” de fútbol reducido en Miami: ei