Headline »

September 24, 2016 – 7:41 am

Dr. Sergio López Rivero
El 10 de mayo de 1957 el Magistrado Manuel Urrutia Lleó llamó la atención de la élite del Movimiento 26 de Julio con su Voto Particular absolutorio de los acusados en la …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

Hollande en Cuba (Mayo de 2015): “No queremos presentar un modelo ni dar un ejemplo”

Submitted by on November 21, 2015 – 12:35 pm

Emilio Ichikawa

Francia y sus “aliados”, con el consentimiento político y moral de gran parte del mundo, se ha lanzado a una guerra en nombre de “valores Occidentales”; más exactamente: de “valores Universales”. Se tiende a identificar “Occidental” con “Universal” porque se le tiene a lo primero como garante y causa de lo segundo.

La guerra de lo “Universal” (Occidente) contra lo “singular” (el fundamentalismo islámico) se da hoy, sin que medie una autocrítica, luego de una sostenida carrera docente, publicitaria y luego jurídica contra la existencia misma de “lo Universal”.

¿Y quiénes han sido los enemigos más célebres de la guerra intelectual contra lo Universal y en defensa de lo singular plural, de “los singulares”? Pues los filósofos franceses. La red de escuelas, colegios y universidades de Occidente subvaloró por décadas el pensamiento centroeuropeo y norteamericano ante la moda relativista. Y la Universidad de La Habana no estuvo al margen de esto. Precisamente el hoy Director de la Biblioteca Nacional de Cuba, Eduardo Torres Cuevas, como resultado de una amalgama de intereses personales y cortedad de miras, “afrancesó” la importación de filosofía en la Facultad de Filosofía e Historia de la UH; llegando a sobornar para ese fin hasta a la Teología cristiano-católica (nada que ver esto con el Cardenal Jaime Ortega).

El resultado es evidente: Ya no solo el área filosófica de esa Facultad habanera está en crisis; lo está también la una vez ejemplar área de Historia, que apenas logra sobrevivir azotada entre la ideología y las exhaustas modas del ambientalismo, las masculinidades, el racialismo… Que si bien sirvieron para reforzar la crítica a la ortodoxia marxista, también le permitieron sobrevivir gracias al poco calibre de su epistemología de base.

¿Qué dijeron algunos frívolos y famosos pensadores franceses ante los atentados del 11 de septiembre en New York? Pues que fue un “espectáculo” epónimo; un evento de los más significativos desde el punto de vista escenográfico y aerodinámico. El amateurismo con que los discípulos de estos filósofos siguieron sus pautas llegó a ser tan irresponsable, que el propio Jacques Derrida tuvo que viajar a New York en Octubre de 2002 para reparar las blasfemias académicas, insistiendo en el carácter mensurable de la Globalización y la necesidad de reservar espacios utópicos moralmente fuertes contra el vértigo espiritual.

El 11 de mayo de este año 2015 el Presidente de Francia Francois Hollande visitó la Universidad de La Habana y en su Aula Magna celebró la diversidad cultural y la porosidad fronteriza (Francia tiene fronteras con Surinam y Brasil); pero igualmente se disculpó con esta (hoy) malsonante frase: “No queremos presentar un modelo ni dar un ejemplo”.

¿Cómo puede suceder que el mismo Hollande que en mayo de 2015 se excusaba en el Caribe para que no le percibieran como un evangelista, declare ahora una guerra a favor de los valores Universales, de Occidente?

Puede ser porque lo ha dicho bajo el efecto de los atentaos del 13-N en París; como un impulso, emocionalmente. Porque Hollande no tiene la cocción intelectual ni la entereza política para sostener ese tipo de guerra.

Casi nadie ha dudado en condenar los atentados del 13-N en París; pero igual casi nadie entiende qué tienen realmente de “nuevos” respecto a otros atentados anteriores e incluso posteriores. Se sabe el día que empezó la guerra de Hollande en el oriente medio, pero nadie puede aventurar cuándo finalizará porque no hay criterio para determinarlo. Hay guerras medibles, mensurables. En las Termopilas, por ejemplo, si los persas pasaban el desfiladero ganaban, de lo contrario no; pero, ¿cómo sabemos que se ha derrotado al Estado Islámico si ni siquiera se conoce qué es esa entidad? Porque, si ISIS es una sumatoria de “ciudadanos-guerreros suicidas”, la destrucción de ISIS no puede ser otra cosa que el exterminio de cada uno de sus integrantes.

En un rato dará comienzo el clásico de fútbol entre el Real Madrid y el Barcelona. Se ha dicho que 500 millones de espectadores seguirán el juego por televisión. La prensa, esa misma prensa que dice que “todo depende del ángulo desde el que se mire”, o que informar es practicar “juegos discursivos” (lo dice Cristina Escobar y lo dice Miguel Cossío), alivia un poco la vergüenza de haber empezado a olvidar los fatales eventos ante el gozo deportivo.