Headline »

September 30, 2016 – 8:10 pm

MIAMI AUDIO: eichikawa, conversando con Edmundo García en “La tarde se mueve” (Viernes 30 de septiembre, 2016)
(https://soundcloud.com/ltsm/09302016-viernes)

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

“No se puede tomar en serio a Trump…”, Jeb Bush

Submitted by on October 21, 2015 – 8:36 pm

Andrés Pascual

El título, redirigido con la peor idea pudiera ser: “a mí sí…”. Han sucedido cosas muy graves, muy sucias, porque se trata de recuperar al país del lugar en que lo tienen los Bushes y un grupo mucho más que generoso de “creyentes”.

El padre de Jeb Bush fue padrino de una boda homosexual; su madre la voz anti-Sarah: “regrésate a Alaska y no jodas más…”; porque está casado con una mexicana o por lo que sea, el ex gobernador anima la construcción de un puente entre hispanos, para tan magnánima obra cuenta con Marquito, el hijo, el sobrino, el nieto, el primo o el hermano de todos los “exiliado-as” de Miami.

“Es Bushito, nuestro Bushito”, dijo una vieja matancera, después de reafirmar que: “llevo 50 años aquí”, como si fuera un mérito “llevar” medio siglo de culpas y concesiones.

Créame que odio escribir así, nunca pensé que incluiría a la familia Bush en el grupo de enemigos de mi estabilidad, de mi seguridad, de mi vida y… de la suya tajantemente; aunque, desde hace rato, denuncio el maridaje del Héroe de la 2da Guerra, por oportunismo electoral hacia su hijo, con los homosexuales y a su esposa por ofender a Sarah Palin.

Donald Trump señaló que la actividad terrorista, que incluyó el derribo de las Dos Torres, se debió a la debilidad de George W respecto del consentimiento “blandengue” de la entrada ilegal al país.

No me gustó ni apruebo semejante estupidez electorera, porque ni lo creí ni lo creo justo: los terroristas que atentaron contra las torres eran perfectamente legales, asociados o habilitados por la política del Tío Sam, basada en que, quien traiga un peso para invertir, bienvenido sea; sobre esa realidad, ni Trump ni nadie hubiera podido hacer nada, porque no es la debilidad de un hombre, acaso ni de un partido, sino del sistema, que no solo debilita, sino que arriesga, que pone en peligro, por intereses socio-político-económicos, su propia integridad moral y material.

Sin embargo ¿Contra quién devolvió el dardo el ex-presidente esposo de Laura? ¿Contra Trump mismo? No ¿Contra Obama por la manera tan grosera y abierta como facturó el estado de peligro en que ha sumido al mundo, que invita a engullir a EUA? No ¿Contra Hilaria, que tiene rendijas por donde se le pueden mirar huecos encuera? ¿Contra Hilaria, a la que es obligatorio hacer tierra desde ahora? No…

El “ex” dirigió su monserga barata, entre otras cosas cobarde, llamando a los posibles contribuyentes a  que se retracten de contribuir por Ted Cruz.

Cruz es la única alternativa de rescate que hay en el firmamento de la política americana y hablo de los RINO’s y de los Tiparistas, lo único claro, lo único patriótico, porque pertenece a la parte positiva en lo que debe considerarse un cisma de la ideología y la verticalidad en el partido.

Porque se ha hecho rutina que los Bush ataquen a la única alternativa respetuosa de la Constitución, al extremo de que la Media oficialista los protege desde que Bárbara tuvo la mala leche de tratar de demeritar a la ex gobernadora, se debe tomar muy en serio cada palabra de esta “famiglia”, porque esa manera de influir, de imponer, de dividir, de errar tiros a propósito de quienes, por oportunismo flojo y entreguista, parecen más torpedos demócratas, qué digo, comunistas, que patriotas preocupados por recuperar todo lo que se ha perdido, como se supone que debe un patriarcado que, por la influencia negativa, podría posicionar al enemigo del país en la Casa Blanca en el 2016, gracias a la basura peligrosa que vomitan, sin ningún control ni escrúpulos, en la catástrofe definitiva resultante de otra victoria demócrata.

De importancia: como que Ted Cruz tiene origen cubano por una vía, pues habría que aplicarle otra lectura al comportamiento de ciertos cubanos de Miami, que empujan para que voten Bush o Rubio, porque “Cruz no habla de Cuba”, disparo a la gradería, que es sino la realidad, el contubernio que genera “beneficios”, cuando lo que se impone es que hable y trabaje por Estados Unidos, a ver si se puede mantener, aunque sea un barrio de Miami, bajo jurisdicción patriótica cubana, porque, a fin de cuentas, no hay CUBA, perdida porque los mismos que, con sus oportunismos trasnochados por otros, pudieran ocasionar el último y definitivo terremoto.

El discurso, la plataforma de Ted Cruz, la tomaron Carson y Trump cuando descubrieron que el americano blanco, mayoría y voto que puede elegir casi sin ayuda, quería escuchar promesas contra los temas liberales y/o comunistas, la diferencia con Ted estriba en que su discurso es más amplio, más trabajado, más realista y más patriótico en esencia.

Imagen: Tomada de “science20”