Headline »

September 26, 2016 – 5:47 pm

Gustavo Silva
En este mismo sitio se analizó ya la llamada indecisión electoral en 2012 sobre la base del modelo de Allan Jay Lichtman, profesor de historia de la Universidad Americana en Washington, quien concluyó entonces …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » general

Del Puente Glienicke a Playa Girón (Spielberg, 2015)

Submitted by on October 20, 2015 – 10:36 am

Emilio Ichikawa

El filme “Bridges of Spies” (Steven Spielberg, 2015) define desde el comienzo, con gran economía narrativa, las tres piezas necesarias para recomponer la historia del intercambio de espías en el puente Glienicke, de modo que convenza al espectador de que es mejor espiar para los norteamericanos que para los comunistas rusos. Con “Bridges of Spies” Spielberg retoma un hecho histórico de la Guerra Fría, y retoma también el enfoque de la Guerra Fría, votando decididamente a favor de la superioridad de los valores de las democracias Occidentales. 

Las tres piezas de la historia son estas: En 1957 es detenido en Brooklyn Rudolf Abel, un agente soviético de origen británico. Gary Powers, piloto norteamericano de un avión espía U-2, es derribado y capturado por los soviéticos. Frederick L. Pryor, un estudiante norteamericano en Europa cruza descuidadamente la frontera hacia la Alemania del este y es capturado por los comunistas.  

El Agente Abel enfrenta cargos por espionaje; desde antes de comenzar el juicio, por influencia de la prensa y las escuelas, la opinión pública se va haciendo la idea de que merece la pena de muerte. El abogado defensor James Donovan, interpretado por Tom Hanks, piensa que Abel no puede ser acusado de traidor ya que no es un norteamericano, como sí lo eran los Rosenberg, y cree que puede ganar si se concentra en una prisión para Abel, aunque sea larga; de 30 años, por ejemplo.

El abogado Donovan gana y espera ir por más; alegando que a Abel le han violado sus derechos. El compromiso de Donovan por el espía ruso crece, hasta el punto de que acepta encargarse de negociar un intercambio en términos de 2 x 1: Powers y Pryor, por Abel.

“Bridges of Spies” se hace interesante cuando muestra el pragmático cinismo, desbordado de sentido del humor, con que leen el mundo los negociadores de espías. El abogado logra sus objetivos y, para más satisfacción, dos escenas conseguidas desde un par de viajes en tren le confirman que en general ha estado en el bando correcto.

En los créditos finales el filme deja saber que en el año 1962 el abogado James Donovan fue enviado a Cuba por el Presidente Kennedy para negociar con Fidel Castro la liberación de los prisioneros hechos durante la invasión de Bahía de Cochinos/Girón.  

No Comment »

1 Pingbacks »