Headline »

September 25, 2016 – 11:24 am

Emilio Ichikawa
En entrevista con Amaury Pérez Vidal, ante una pregunta obvia, Reinaldo Taladrid se auto victimiza a la ofensiva y despacha esta soberbia frase: “si quieren considerarme arrastrable, con orgullo me pongo una medallita aquí, …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

Populismo y victimismo

Submitted by on October 11, 2015 – 2:19 pm

Emilio Ichikawa

Varios pensadores italianos se han referido convincentemente al vínculo entre populismo y victimismo mientras analizaban los regímenes de Mussolini y Berlusconi. Más que un simple nexo parecen indicar una presuposición; aunque a primera vista luzcan como variables excluyentes: ¿obedeciendo a qué lógica el abusado pasa de compadecido a venerado, e incluso a temido?  

Parece no ser teóricamente plausible y sin embargo es empíricamente verificable. Doblar la condición de víctima con la de triunfador permite justificar los métodos, a la vez que adecentar la grosera ostentación del triunfo, sobre todo si ha sido arrollador.

Por ejemplo, desde el 17 de diciembre de 2014 hasta la fecha el gobierno cubano ha entrado en una racha desmedida de triunfos. Una anticastrista con sentido práctico e independencia de juicio, como es la empresaria Remedios Díaz-Oliver, tuvo la franqueza de reconocer la pesadumbre que le causaba el rally del adversario: “Acaba de transcurrir una de las semanas más tristes para el exilio cubano… Para completar la semanita un grupo de Congresistas y el ex Presidente Clinton se reúnen con Raúl… ¿Estaremos teniendo pesadillas o será verdad tanto oprobio y traición? ¿Hasta cuándo?”

Sin embargo, al gobierno cubano no le basta y en unos días regresará a la ONU donde solicitará que, además de como ganador, se le reconozca como víctima.

Hay una condición inexcusable para que el pueblo simpatice con el abusado: que el victimario sea, o sea representado, como una figura notablemente superior a la víctima; de modo que en la percepción general el abuso aparezca con ciertos rasgos de gratuidad y alevosía. De ahí que con gran tino el exilio cubano de Miami, que superpone las dimensiones de éxito y dolor, se presente como víctima de una dictadura totalitaria que le excede; mientras la dictadura totalitaria se presenta como víctima del imperio más poderoso de los tiempos.

Hay legiones de periodistas, juglares e historiadores que se dedican a documentar tanto la gloria como el sufrimiento de las partes. Depende de la efeméride. En el cumplimiento del segundo capítulo del programa se ha exagerado el carácter incruento del conflicto castrismo-anticastrismo, que realmente palidece ante las guerras que se observan en otras regiones del mundo.

Tal vez el problema cubano necesite una comisión de la verdad; pero no para documentar los horrores (se habla de mafias y holocaustos) cometidos y enlistar nuevas víctimas. Lo pertinente es la desvictimización de la historia, la descompresión de la culpa y el remordimiento; y la anulación de nombres y hechos duplicados, que simultáneamente se atribuyen a responsables opuestos.

IMAGEN: Una foto monumental, por Laz en jr