Headline »

September 30, 2016 – 10:12 am

La Mesa Redonda de la TV Cubana les identifica como “Emisarios Latinoamericanos”. Se trata de los ciudadanos panameños Marcos Obando, Ricardo Ceballos y Paul Alba Caballero.
En esta edición del programa Mesa Redonda participa Iroel Sánchez como …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

El sitio de Iroel Sánchez, la bloguera artillada y la independencia de Puerto Rico

Submitted by on October 8, 2015 – 10:17 am

Emilio Ichikawa

Para el intelectual comunista cubano hay un nivel de consagración en la confianza de El Partido que está incluso por encima del claustro de las academias militares de las FAR, de las revistas Bastión y Verde Olivo, de la Escuela de Cuadros Ñico López… Precisamente hoy el periódico Granma publica la pieza de un investigador perteneciente a una de esas mecas donde habitan los guardines de la fe fidelista: el Centro de Investigaciones Históricas de la Seguridad del Estado. A la par con este puede citarse el Instituto Superior de Ciencias Policiales del MININT y, entre las publicaciones, el sistema de espacios mediáticos identificados bajo el rótulo de “Las razones de Cuba”.

En “Las razones de Cuba” firman y comparecen intelectuales, agentes y ex agentes, oficiales y periodistas como Carlos Serpa Maceira, la Capitana Mariana, Raúl Capote… y la bloguera Elaine Díaz. (Video

Pero la verdadera hazaña de Díaz, que la distingue de los otros, está en que se trepó al comprometido carro de las “Las razones de Cuba” sin despertar demasiadas suspicacias de la “derecha anticastrista”; y luego se bajó de esa cumbre oficialista sin levantar decididas críticas entre la izquierda.

Elaine Díaz es una persona elusiva, resbalosa, heteroleal, difícil de reducir a una entrada en la taxonomía revolucionaria.

Hace unos cuantos años Ted Henken y Enrique Ubieta disputaron en torno a la ubicación de Díaz en sus respectivas cartografías de la e-ideología cubana; pero eso le pasó también a Diderot y D’Alambert cuando debían clavar en la Enciclopedia oficios, artes, técnicas o personas de contornos difusos, que aún no habían evolucionado lo suficiente como para mostrarse inequívocamente en lo que eran.

Aquella perplejidad de Henken y Ubieta ante Elaine Díaz se prolonga ahora en un debate en el sitio “La pupila insomne”, del ingeniero y periodista Iroel Sánchez. De todo lo que allí se ha dicho, que no es poco, me quiero referir a uno de los amuletos de izquierda que se le adjudican a Elaine Díaz en calidad de resguardo o licencia para poder criticar a la Revolución cubana sin dejar de ser considerada revolucionaria; y de embarajar ante temas cruciales de la izquierda, sin dejar de ser valorada como izquierdista.

Porque para los debatientes del blog de Iroel, y a pesar de que algunos se dicen académicos, la crítica de derecha al castrismo no existe; la han cercenado del objeto. Lo que una vez más confirma la profecía de Palmiro Togliatti: “La lucha final será entre comunistas y ex comunistas.” Obviando -es la derrota mayor- a los anticomunistas.

Pues entre los méritos de izquierda que avalarían a Elaine Díaz para que cuestione sin riesgo las reformas de Murillo o el periodismo oficial, uno de sus defensores en el sitio “La pupila insomne” concede: “Tampoco se ha compartido aquí el comentario superpositivo en facebook de la periodista revolucionaria Rosa María Rodríguez, respaldante de Periodismo de Barrio y el apoyo de la profesora Elaine en favor de la lucha por la independencia de Puerto Rico por la lucha armada si fuera necesario.” Alegato que, sin negar, precisa Sánchez: “Supongo te refieres a Rosa María Fernández, no Rodríguez.”

Recientemente leía un artículo de Umberto Eco titulado “Sobre lo políticamente correcto” donde definía ese fenómeno como la renuncia al uso de epítetos supuestamente ofensivos según el criterio del emisor; de donde Eco hacía una inferencia adecuada: “El problema no es que nosotros (que estamos hablando) decidamos cómo hay que llamar a los ‘otros’, sino dejar que los otros decidan cómo quieren ser llamados…”. (1)

Esa indicación me hizo pensar que si una persona, por ejemplo Elaine Díaz, le ofrece a los independentistas puertorriqueños apoyo en la lucha armada, lo mínimo que se debe hacer es indagar por el interés que pudieran tener los aludidos en algún tipo de contribución guerrillera.

En virtud de esto decidí escribir a Raúl Alzaga, un cubano residente en Puerto Rico por más de cuarenta años y que por las características de su historial político tiene por qué estar enterado de este asunto.

Le dije al Sr. Alzaga que deseaba publicar su respuesta, porque ayudaría a ganar un poco de claridad en un debate sobre el tema cubano. En primer lugar le pregunté: “¿Existe hoy en Puerto Rico alguna organización que postule la lucha armada para el logro de la independencia?”.   

El Sr. Alzaga respondió: “… no existe en la actualidad ninguna organización clandestina que practique la lucha armada aunque se entiende que existe una estructura clandestina llamada Ejército Popular Boricua-Macheteros de trayectoria armada (1974-1985) que fuera dirigido por Filiberto Ojeda Ríos hasta su asesinato casualmente un 23 de septiembre (Grito de Lares) del 2005. En  los últimos anos dicha organización no ha producido ninguna acción militar que se sepa o conozca. Algunos entendidos en la material indican que sus miembros se han dedicado a la lucha política  participando en los diferentes movimientos populares y políticos que se desarrollan en el país. Ahora bien mucho de los movimientos independentistas de carácter público han defendido el principio de la lucha armada como uno de los métodos para alcanzar la independencia y se citan postulados del derecho internacional que abalan dicho principio. También se reconoce por muchos líderes de la independencia que ese método intentado en la década del 30, 50, 60 y 70 no produjo los resultados esperados quedando como experiencia y ejemplo para las futuras generaciones. La generación del 60 y 70 se inspiró en las acciones del 30 y 50 y uno nunca sabe si otras generaciones se inspiren en las anteriores tanto en Puerto Rico como dentro del propio Estados Unidos, cuando ahora viven casi 5 millones de  puertorriqueños de un total de unos 8.5. La organización clandestina a la que perteneció Oscar López (FALN ) se originó en las ciudades de Chicago y Nueva York, y algunos de sus miembros no hablaban español, aprendiéndolo en la cárcel y otros nunca habían visitado Puerto Rico a la hora de sus arrestos.”

En el correo había una segunda cuestión: “¿Cuál es hoy la posición de Oscar López Rivera sobre la lucha armada?”. Sobre la que el Sr. Alzaga dijo: “En cuanto a Oscar López él reconoce que la lucha armada no es en estos momentos la mejor vía para adelantar la causa independentista”.

La aclaración es esencial porque sería contraproducente, o simplemente irracional, que alguien que lleva treinta años encarcelado pueda parecer moderado o irresuelto ante el entusiasmo verbal de algunos cibernautas cubanos.

NOTA 1: En: Eco, Umberto. A paso de cangrejo. Editorial Debate. Colombia, 2007.  Pp. 110-111

IMAGEN: Por Ares. (Debajo de cierta izquierda-ei) Tomada de cubasí

No Comment »

1 Pingbacks »