Headline »

September 29, 2016 – 10:19 am

Emilio Ichikawa
La revista Newsweek ha publicado en calidad de artículo de “opinión” un texto de Kurt Eichenwald titulado “How Donald Trump’s Company Violated the United States Embargo Against Cuba”.
Aunque el autor ha husmeado por aquí y …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » Cuba

Declaraciones de Ana Teresa Igarza, Directora de la Oficina de la Zona Especial de Mariel

Submitted by on September 29, 2015 – 3:53 pm

Ana Teresa Igarza (foto): “Han sido aprobados siete proyectos para la Zona; dos nacionales y cinco extranjeros… Los nacionales son la Terminal de Contenedores de Mariel (TCM) –en cuya dirección participa, por contrato, la Administración del Puerto de Singapur (PSA)-, y la Empresa de Servicios Logísticos Mariel, de agrupe, desagrupe, empaque, distribución y transporte de mercancías, y servicios de alimentación. Del extranjero, dos empresas belgas, una de logística, transporte, mantenimiento y reparación de vehículos, y otra de fabricación de paneles eléctricos y sensores de temperatura; dos mexicanas: Richmeat de Cuba S.A., procesadora de cárnicos, y Devox Caribe S.A., de pinturas y anticorrosivos, más la española Pro Food Service S.A., de jugos y dispensadores de bebidas.

Todas, menos la TCM y las de logística, sustituirán importaciones y exportarán cuando alcancen sus topes productivos, para lo cual les facilitaremos encadenamientos con entidades nacionales o extranjeras que atraeríamos a Mariel. Por ejemplo, Devox Caribe usa carbonato de calcio, que aquí puede servirle Geominsal, y estamos promoviendo la relación. Tenemos expedientes de otras más fuertes casi concluidos, pero vale aclarar que la Zona no es solo para los grandes -que lógicamente queremos-, sino también para medianos y pequeños; para personas jurídicas o naturales de cualquier país cuyos proyectos nos convengan.

Algunas cooperativas solicitaron entrar como usuarios de la Zona a prestar servicios y les dijimos que aún no, porque primero deben venir empresas a las cuales prestárselos. Como para los trabajadores por cuenta propia, en el auge de la Zona, ello no tendrá ningún problema. A los extranjeros que preguntan si pueden contratar esas formas no estatales, para ejecutar una obra, por ejemplo, les decimos que sí. De hecho, evaluamos posibles asociaciones de capital mixto, entre cooperativas y empresas foráneas… recibimos también estadounidenses, a quienes proponemos venir a la Zona, pero las leyes de su país lo impiden. Tienen que pedir permiso, a ver si se lo dan, cuando lo normal sería que pudieran negociar libremente.

Necesitamos que se deroguen esa y las demás medidas de bloqueo, incluyendo las de alcance extraterritorial, que frenan a inversionistas de terceros países interesados en Cuba. Mientras así no sea, seguiremos trabajando con empresas norteamericanas, algunas de las cuales arriesgan, como una interesada en ensamblar tractores con una cooperativa nuestra y está pidiendo per-miso para eso a la Ofac, la oficina que en EE.UU. multa a bancos y otras entidades que negocian con Cuba. Gobernadores, senadores y alcaldes han venido con representantes de grandes corporaciones, como Caterpillar, General Electric, General Motors, Johnson & Johnson, Dell, Microsoft, entre otras. Estos se muestran impresionados por lo que hacemos y dicen que están perdiendo oportunidades.

Caterpillar, por ejemplo, preguntó por las construcciones en Mariel y le dijimos que nos interesan sus equipos, igual que los de Komatsu, también líderes mundiales. Pero está el bloqueo y sus sanciones… también hemos afianzado el trabajo con las entidades empleadoras; de las cuales seleccionamos 12 relacionadas con las actividades que nos interesan para prepararlas en el servicio de suministrar fuerza de trabajo a la inversión extranjera, adecuadamente, no con un fin más bien recaudatorio, como hasta ahora.

La experiencia con las cinco primeras inversiones extranjeras aprobadas: no es que quieran pagar menos a su personal, sino al contrario, siempre que el negocio lo permita, con el fin de que los trabajadores estén motivados y sean productivos. Como no hay tarifas, ni escalas salariales, la negociación es libre; el inversionista y la empleadora juntos definen el salario (en moneda nacional, CUP) del directivo, del trabajador e incluso cómo pagarle más a quien, desempeñando un mismo trabajo que otro, logre mejor resultado.

Vamos para dos años y con los proyectos ya aprobados, más otros que para la próxima Feria de La Habana pensamos sumar, ya en 2016 empezaremos a tener los primeros resultados productivos. Aunque no estamos totalmente conformes, creo que avanzamos más o menos al ritmo previsto.” (Heriberto Rozabal en Bohemia)

FOTO: Ana Teresa Igarza: b/Jorge Luis Rodríguez Rivera

No Comment »

1 Pingbacks »