Headline »

September 25, 2016 – 11:24 am

Emilio Ichikawa
En entrevista con Amaury Pérez Vidal, ante una pregunta obvia, Reinaldo Taladrid se auto victimiza a la ofensiva y despacha esta soberbia frase: “si quieren considerarme arrastrable, con orgullo me pongo una medallita aquí, …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » Cuba

Entrevista con el dibujante espirituano Montos, representante de Cuba en la convención Alamo City Comic Con, EEUU

Submitted by on September 17, 2015 – 2:00 pm

Arturo Delgado Pruna: Cuba y EE. UU. acaban de restablecer relaciones y ya se augura una pelea de símbolos. ¿Podrá hacerle frente la historieta cubana al comic estadounidense?

Osvaldo Pestana Montpeller (Montos): ¿Qué historieta cubana? Estás hablando de un fósil. No hay una historieta cubana. La historieta ha sido generalmente un producto cultural del Primer Mundo. Se necesitan recursos para su producción y publicación. Digo esto para contextualizarnos. La industria del comic norteamericano tiene muchos años de existencia exitosa; se trata de una forma de producción organizada, con muchísimos títulos publicados cada año. Es un río cuyo caudal se desborda hacia los mercados europeo y asiático, que no han sido engullidos totalmente porque en esos países existe una historieta autóctona y la avalancha ha sido resistida. ¿Cómo vamos a enfrentar eso nosotros aquí? Creando personajes icónicos, productos culturalmente relevantes que conecten con esta generación. Esa batalla la ganó Elpidio Valdés.

Arturo Delgado Pruna: ¿Entonces serán absorbidos nuestros dibujantes por la industria del comic?

Osvaldo Pestana Montpeller (Montos): En países latinoamericanos como México, Argentina y Brasil existen muchos creadores que trabajan para el mercado norteamericano. En esos países es legal iniciar tu propio sello editorial y aún así muchos de sus historietistas han preferido asalariarse con aquel otro mercado antes de desandar los escabrosos caminos de la autopublicación.

En Cuba es distinto. Aunque quiera, no creo que pueda fundar mi propio sello editorial, pues todo lo que implica distribución y comercialización estará sujeto a otras prioridades. Es cierto que muchos recursos están a nuestra disposición, pero no la libertad de lo que se publique. Si tú quieres publicar en nuestro país al seguro, llegas a las editoriales con una gesta heroica o una biografía de algún mártir. No hay mucho rango de riesgo. Quizá con la democratización que trae consigo internet eso se pueda revertir un poco, pues hay artistas que hacen webcomics y se sostienen económicamente porque ellos mismos gestionan la promoción, distribución y comercialización de sus productos. (Entrevista en ESCAMBRAY)