Headline »

September 30, 2016 – 8:10 pm

MIAMI AUDIO: eichikawa, conversando con Edmundo García en “La tarde se mueve” (Viernes 30 de septiembre, 2016)
(https://soundcloud.com/ltsm/09302016-viernes)

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

Iglesia y comunismo en Cuba

Submitted by on September 8, 2015 – 4:51 am

Manuel Prieres

(VILLA GRANADILLO)-A menos de dos semanas quedará desvelado uno de los más grandes enigmas en la memoria y la vida de una sociedad como la cubana.

Dentro de unos días el Papa Francisco aterrizará en la pista de Rancho Boyeros. El tercer pontífice de tres; espero que no habrá un cuarto.

¿Por qué la jerarquía de la Iglesia Católica siempre, ¡siempre!, habrá de “tirarle un cabo” a Fidel “Hipólito” Castro Ruz?

A comienzos de los 1960s en un discurso Fidel Castro rubricó: “He sido marxista-leninista y lo seré hasta el final de los tiempos”. Después de esto, y probado que para los comunistas “La Religión es el Opio de los Pueblos”, ¿cómo entonces el Vaticano ha venido protegiendo a alguien que viene de la terratenientada no de la clase obrera?

La historia recoge que la jerarquía católica en Cuba arropa a Fidel Castro desde los colegios de los Hermanos de La Salle y de Los Jesuitas en Santiago de Cuba, pasando por el asalto al Cuartel Moncada cuando un Obispo católico hizo de escudo salvador entre un militar “septembrista” y un asaltante a la segunda instalación militar más importante en la Cuba de los 50s. El padre Sardiñas: cura guerrillero con sotana verde oliva y prominente barba moviéndose junto a Fidel Castro por los vericuetos de La Sierra Maestra, y que bien podría decirse “precursor” del cura guerrillero colombiano de la Teología de la Liberación Camilo Torres.

Llegan los comunistas al poder en Cuba y Fidel Castro embarca a todo un pueblo dentro de la “Lucha Contra el Imperialismo Yanqui” convirtiéndosele en Leños con que alimentar las calderas de tan espartana utopía por espacio de más de medio siglo.

En todo este período ni un solo Cura mártir a pesar de las descargas de fusilería en los paredones de la Fortaleza de La Cabaña armonizando con los gritos de “¡Viva Cristo Rey!”

En Cuba bajo el comunismo ninguna iglesia, o catedral, serán saqueadas o destruidas a diferencia de la suerte corrida por el catolicismo.