Headline »

September 29, 2016 – 2:54 am

Yuniel Labacena
(JR)-Muchos consideraban revoltoso a Alejandro Sánchez Fernández en sus años de preuniversitario. Todo porque, como dirigente estudiantil y buen alumno, trató que sus compañeros fueran protagonistas de cuanta acción se realizaba en la escuela. …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » general

El intelectual rampante

Submitted by on September 6, 2015 – 3:48 am

Umberto Eco

Entonces utilicé una metáfora que no era de Bobbio, sino de Calvino: el intelectual ha de participar subido a un árbol.

El barón rampante de Calvino se publicó en 1957, dos años después de Política e cultura, y en todo caso su gestación se prolongó a lo largo de los cinco años en que iban apareciendo los escritos de Bobbio que estamos comentando.

No recuerdo habérselo preguntado nunca a Calvino, ni si mi convicción nace de su respuesta positiva, pero siempre he estado firmemente convencido de que al crear la figura de Cosimo Piovasco di Rondò, Calvino pensaba en la concepción de Bobbio de la función del intelectual.

Cosimo Piovasco no elude las obligaciones que su época le impone, participa en los grandes acontecimientos históricos de su tiempo, pero intentando siempre mantener esa distancia crítica (frente a sus propios compañeros) que le permite el hecho de estar subido a los árboles. Tal vez pierda las ventajas de tocar con los pies en el suelo, pero gana en amplitud de miras.

No está subido a los árboles para eludir sus obligaciones, sino que cree que su deber, para no ser vizconde demediado o caballero inexistente, es ser ágilmente rampante.

Por eso El barón rampante no es un cuento fantástico, sino un “conte philosophique”, si es que alguna vez los ha habido.

NOTA: Transcrito de “Norberto Bobbio: la misión del docto revisitada”. En: Eco, Umberto. A paso de cangrejo. RH Mondadori SA, 2007, p.84

IMAGEN: Portada de la edición castrobasilopapastamatíusista de “El barón rampante”: portaletture