Headline »

September 26, 2016 – 5:47 pm

Gustavo Silva
En este mismo sitio se analizó ya la llamada indecisión electoral en 2012 sobre la base del modelo de Allan Jay Lichtman, profesor de historia de la Universidad Americana en Washington, quien concluyó entonces …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » Cuba, US-Mundo

Díaz-Canel ofrece una extensa entrevista a la prensa china (Viernes 4 de septiembre, 2015)

Submitted by on September 4, 2015 – 8:13 am

Liu Xuxia y Yasef Ananda (Pueblo en Línea. 4 Sep. 2015): Esta visita a China ocurre en ocasión de las celebraciones por el 70 aniversario de la victoria contra el fascismo. ¿Qué significa para Cuba esta importante efeméride?

Miguel Díaz-Canel: Hemos estado viviendo un año en el que se ha celebrado, a nivel mundial, el 70 aniversario de la lucha contra el fascismo. Y este hecho, en los momentos actuales, tiene muchas lecturas cuando todavía el peligro de la guerra amenaza al mundo, cuando la estabilidad del mundo también se ve afectada por intereses guerreristas. Sería incompleto hacer una conmemoración de la victoria sobre el fascismo si no se tiene en cuenta también la heroica victoria de resistencia del pueblo chino contra el agresor japonés. Eso lo hemos comprendido muy bien en una visita que hicimos al Museo de la Guerra de Resistencia del Pueblo chino contra la Agresión Japonesa, a la cual me he referido con bastante insistencia por lo que representó para nosotros, al apreciar la manera criminal, salvaje, brutal con que los japoneses agredieron al pueblo chino. También cuando se observa el sacrificio que tuvo que hacer el pueblo chino, los obstáculos que tuvo que vencer, la unidad que tuvo que forjar. Y lo que representó esa victoria porque si los chinos no logran vencer, los japoneses hubieran llegado a la frontera con la Unión Soviética en el mismo momento que la Alemania fascista estaba invadiendo la URSS.

Habría que ver como hubiera sido la historia sin la victoria de China. Y yo creo que, en ocasiones, este hecho se ha tratado de subestimar, de desvalorizar con todo propósito y como parte de esa campaña de restauración neoliberal y capitalista que nos tratan de imponer y que tiene como precepto borrar la historia, tergiversarla, banalizarla, vulgarizarla para que no haya compromiso político. Es una significación importante para que el mundo no olvide la historia y saque conclusiones para que evitemos la guerra, podamos vivir en paz y dediquemos los recursos y el talento humano precisamente a preservar la paz y el desarrollo de todos por igual. El discurso del presidente Xi Jinping, de una manera muy responsable, sin rencores y haciendo un adecuado análisis histórico convocó a que todos a vivir en paz, a que lucháramos por la paz, pero además planteó la responsabilidad de China con ese compromiso.

(Liu Xuxia y Yasef Ananda): ¿Qué le pareció el Desfile por el Día de la Victoria?

Miguel Díaz-Canel: Por la misma importancia que le damos en Cuba a esta conmemoración, hemos participado de una manera coherente con este propósito. Estamos presidiendo una comisión gubernamental, de Estado, pero también hay una comisión que la preside el General de Cuerpo de Ejército Álvaro López Miera. Y participamos con una compañía del batallón de ceremonias, que por primera vez acude a una conmemoración de este tipo. Realmente el desfile fue bello y muy bien organizado. Yo creo que reflejó los sentimientos del pueblo chino y su decisión de luchar por la paz. También demuestra el potencial que tiene China como gran país que es. No podemos separar la ceremonia y el desfile del discurso al que me referí y las reflexiones que hizo el camarada Xi Jinping sobre los problemas de la historia y de la paz en el mundo. Y por qué no también decir que me pareció muy gallarda nuestra compañía de ceremonias. Me emocioné cuando vi nuestra bandera y a nuestra gente marchando. Ellos representaron bien a Cuba y también lo hicieron bien por China.

Liu Xuxia y Yasef Ananda): Este año se cumplen 55 años de relaciones entre Cuba y China. ¿Qué han representado y representan para Cuba?

Miguel Díaz-Canel: Cuba fue el primer país de Latinoamérica que reconoció al gobierno y estableció relaciones con China. Nuestra relación se ha ido construyendo y ha transitado todo un largo camino donde cada vez más las relaciones mejoran, se estrechan, se consolidan. Es una relación que está muy vinculada a los líderes históricos y la sucesión en China y a los líderes históricos de la Revolución Cubana. Y toca también a los pueblos, a la manera en que se han vinculado el pueblo chino y el pueblo cubano. En Cuba hay una gran admiración por la cultura y la historia chinas. Y por todo lo que esta nación ha realizado. En China también hay manifestaciones muy entrañables de cariño hacia Cuba. Esta relación ha tenido resultado concretos.

En primer lugar, hoy tenemos un amplio nivel de intercambio político. Las relaciones, a nivel político, mantienen un nivel muy alto. Son relaciones que, por supuesto, están sustentadas en el trabajo conjunto del Partido Comunista de China (PCCh) y el Partido Comunista de Cuba (PCC). A nivel de partidos hay un intercambio muy fluido. Tenemos la posibilidad sistemática de intercambiar sobre lo que vamos haciendo. Dirigentes del buró político chino han estado en Cuba y nos han informado sobre la marcha del proceso de reformas y también dirigentes partidistas cubanos han visitado China y han expuesto a la dirección del país sobre la implementación de los lineamientos.

También tiene un alcance en las relaciones económicas-comerciales. En los últimos diez años, China es nuestro segundo socio económico, la segunda fuente de nuestras importaciones y el segundo país hacia el cual van nuestras exportaciones. China, a su vez, nos concede importantes facilidades financieras en materia de créditos y en materia de seguro, a corto, mediano y largo plazo, lo que facilita el desarrollo de proyectos económicos y sociales en nuestro país.

Hay un momento muy significativo en nuestras relaciones que fue la visita, el pasado año, del secretario del Partido Comunista de China y presidente, el compañero Xi Jinping. Y a partir de ese momento, se ha dinamizado mucho el trabajo de la comisión intergubernamental Cuba-China, que tuvo una sesión especial aquí el pasado mes de julio. De ahí se han derivado todo un grupo de proyectos que van muy avanzados y que están incluidos en la proyección del desarrollo social de Cuba en el quinquenio 2016-2020. Van a contar con el apoyo del gobierno chino, por lo tanto son programas de cooperación con mucho impacto en nuestra economía y en nuestra sociedad y todo es posible debido a nuestra relación.

Yo te diría que son relaciones paradigmáticas. Que un país grande y con un desarrollo como el que tiene China y un país pequeño como Cuba mantengan una relación de respeto mutuo, de hermandad, de amistad… Que seamos capaces de compartir con honestidad y transparencia lo que vamos haciendo cada uno en nuestros respectivos procesos, sin pretender para nada que nuestros procesos sean iguales, pues comprendemos que cada uno lo tiene que hacer según sus peculiaridades. En este mundo de hoy no sólo son relaciones paradigmáticas, son relaciones ejemplares.

(Liu Xuxia y Yasef Ananda): Desde el inicio del proceso de actualización del modelo económico cubano ¿Cuáles han sido los principales logros?

Miguel Díaz-Canel: Poder desatar fuerzas productivas y abrir al sector no estatal de la economía. Entender, sin prejuicio alguno, que necesitábamos un sector no estatal de la economía como un complemento de la economía estatal. De alguna manera, ya es una realidad en Cuba. Ahora avanzamos hacia otras formas de ese sector no estatal como es el sector cooperativo, entendiendo que no es el sector no estatal de un país neoliberal sin compromiso ninguno con la sociedad.

El sector no estatal que hemos reconocido y que se está desarrollando en Cuba está en la planificación de la economía cubana. Este sector tiene incluido, año por año, el por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) que debe aportar y de la fuerza de trabajo que debe desarrollar. Y también lo que hay que invertir para abordar facilidades de ese sector en materias primas e insumos que le permita desarrollar sus producciones y servicios. Yo creo que ese ha sido un paso de avance porque, además, descargó al Estado de todo un grupo de problemas.

Por otra parte, se han perfilado un conjunto de políticas que han ido organizando procesos en nuestro país. También es destacable la manera integral en que se están haciendo los análisis. La gente dice que vamos muy lento. Yo lo que creo es que hay tanto problema acumulado que para no hacer las cosas mal hechas se ha tomado una dinámica que permita trabajar con profundidad. Hoy en día tenemos un método científico en la manera de abordar los problemas. Por ejemplo, cada vez que se va a presentar una política, en cualquiera de los temas, para aprobarla primero se hace un estudio de todo lo que hay en el mundo, lo que se conoce académicamente como el Estado del Arte. Después se hace un diagnóstico de todos los problemas del país, que incluye por donde ha transitado la historia y en que momento estamos. Y a partir de ese diagnóstico se hacen las propuestas de principios y de políticas, buscando coherencia para que cada elemento incluido solucione o de respuesta a la problemática acumulada. Y con todo eso, entonces se hace un calendario de implementación que incluye siempre consultas a la población, a sectores determinados, a expertos y a líderes de opinión. Además se valora el impacto económico y los elementos jurídicos de esa política, porque tú sabes que después en la práctica existía un complejo entramado de resoluciones y leyes, incluso unas que contradecían a otras. Con esta herramienta se logra cuando se va a aplicar una política que el cuerpo legal elimine y deseche lo que tenga que ser desechado e integre normas jurídicas coherentes. Esta manera de trabajar también es una virtud que hoy tenemos.

Ahora empezamos a avanzar en cosas más complejas y vamos teniendo algunos resultados. Aunque la dinámica de hoy no es la que queremos, la empresa estatal socialista va adquiriendo una dinámica diferente. Por ejemplo, la empresa biotecnológica y farmacéutica cubana, a partir de su eficiencia, hoy es una entidad innovadora, ha elevado sus niveles productivos y hoy tiene posibilidades de pagar mejor a sus trabajadores y todo esto, por supuesto se revierte. Y así están varios procesos donde participa la empresa estatal cubana.

También haber actualizado la ley de inversión extranjera con todo el marco de facilidades y seguridad que ofrece al inversionista es uno de los logros que hemos tenido en esta etapa.

Es importante haber podido mantener resultados en lo económico, preservando las conquistas sociales, dentro de la alta complejidad de este proceso. Y fundamental resulta la participación que va teniendo el pueblo. No estamos aplicando una política de choque o lo que se le ocurrió a tres o cuatro personas, sino que estamos hablando de algo que constituyó un verdadero debate popular.

Todavía hay mucho que consolidar. Lograr que lo que se va haciendo en lo macroeconómico tenga un mayor impacto en la vida doméstica de la gente. De hecho, este año puede ser el primero en que veamos que hay un resultado significativo, no quiero decir satisfactorio, pero sí significativo en los resultados de la implementación de la política. Este año podremos crecer alrededor de un 4 por ciento. Eso significa que saldríamos de la desaceleración que teníamos en el crecimiento del PIB, aunque todavía no llegamos a los niveles que necesitamos de un 7 por ciento estable durante varios años, con un incremento del 20 por ciento en las inversiones.

(Liu Xuxia y Yasef Ananda): ¿Y los principales obstáculos?

Miguel Díaz-Canel: El principal obstáculo ha sido el cambio de mentalidad, como bien lo adelantó con toda sabiduría el General de Ejército Raúl Castro cuando en el Sexto Congreso del Partido convocó a la implementación de los lineamientos. Cambiar la mentalidad cuesta mucho trabajo. Todavía hay cosas que no tienen el impacto que necesitamos, precisamente porque la mentalidad no cambia al ritmo que quisiéramos. Aún hay cosas que no se abordan con integralidad porque no se ha cambiado la mentalidad todo lo que necesitamos que cambie para que se convierta también en un elemento proactivo en este proceso.

Por otra parte, tenemos que avanzar más en todos lo referente a la producción de alimentos y la comercialización de los alimentos. También en la relación salario medio-precios. Esto es una de las cosas que más afecta a la población cubana y con la que más insatisfacción hay todavía. Eso no lo hemos logrado resolver. Tiene que ver con elementos productivos y de eficiencia. Y con la correlación en la manera en que se pueda ganar según lo que se aporte y que el salario, permita realmente la garantía de cubrir un grupo de necesidades elementales. Hay veces que hay gente que se centran mucho en el tema precios. Yo no creo que en una etapa como ésta los precios puedan ser iguales que en otra etapa, por eso nunca me gusta hablar solamente del tema precios sino de la relación salario medio-precios. Es decir, cuánto la gente gana y cuánto pueden adquirir, a partir de los precios. Por supuesto, no se puede repartir la riqueza que no se ha producido. También tenemos que avanzar mucho en materia de cultura tributaria.

Uno de los elementos que me parece más novedoso de los lineamientos es el desarrollo territorial, que no lo hemos desarrollado todavía a toda capacidad. En la medida que los gobiernos locales puedan ejercer una administración más orientada a los problemas zonales, con mayor descentralización, responsabilidad, creatividad e innovación, avanzaremos mucho más.

(Liu Xuxia y Yasef Ananda): China también continúa trabajando en un arduo proceso de reformas estructurales. ¿Qué le parece el actual resultado?

Miguel Díaz-Canel: China en los últimos 35 años ha tenido un crecimiento y una transformación como el gran país que es. Cuando se va a hacer un análisis de China no solo se puede medir el desarrollo logrado sino para la población que lo ha logrado y las magnitudes. Realmente resulta impresionante. Los resultados de China demuestran que el sistema socialista, tomando en cuenta las peculiaridades de cada país, trabajado con inteligencia, con compromiso y coherencia, es superior al sistema capitalista. Si el socialismo ha demostrado mucho en lo social que es un sistema más justo, en un ejemplo como el de China va demostrando que en lo económico se pueden lograr también resultados muy significativos. Hoy China juega un papel importante en los BRICS, es la segunda economía del mundo, mantiene una relación importante de cooperación con una gran cantidad de países. Va teniendo una presencia y relación cada vez mayor con el área de América Latina y el Caribe y con la propia área euro-asiática. Hoy China tiene una moneda fuerte, que cada vez se internacionaliza más y cuando se mueve, se mueven las bolsas de valores de todo el mundo.

El desarrollo de China, además de admirarlo, provoca respeto. Y yo creo que a muchos le preocupa como China se va imponiendo en las relaciones comerciales y sociales del mundo. Uno ve dondequiera un sin número de mercancías de buena facturación, competitivas, que son fábricadas en China. Van avanzando en sus tecnologías y asimilan otras tecnologías de avanzada. Desarrollan la ciencia. Su sociedad se va haciendo más armoniosa y van logrando que la gente viva mejor. Eso lo está haciendo el país que más habitantes tiene en este planeta, es decir, casi la sexta parte de la población mundial. Yo creo que es muy meritorio.

(Liu Xuxia y Yasef Ananda): Debido al actual desempeño económico de China, muchos expertos hablan de crisis, mientras que otros analistas lo aprecian como efectos colaterales del ajuste del modelo. ¿Cuál es su opinión?

Miguel Díaz-Canel: Si alguien trata de buscar una lectura, a veces hasta deshonesta, como causa para denigrar porque en China baja el PIB una décima y desde ahí comenzar a hacer especulaciones sobre la crisis de la economía china, eso es una barbaridad.

¿Si China solo creciera un determinado por ciento, debido a sus magnitudes, cuánto esto significaría con relación al mundo? Yo creo que lo primero que hay que tomar en cuenta son las dimensiones de China, pues sus escalas son otras escalas, no las de la mayoría de los países del planeta.

De manera muy soberana, con mucha sabiduría e inteligencia, han hecho su sistema de reformas. Por lo tanto, cualquier situación que exista en estos momentos responde a los ajustes necesarios que hay que hacer.

Si quieren transformar sus matrices de desarrollo industrial, ir hacia nuevas tecnologías y orientarse más al mercado interno, eso lleva cambios estructurales y esos cambios mueven también la economía. Lo que pasa es que lo están haciendo con planificación, en función de objetivos que facilitarán un crecimiento más intenso. Hay que respetar mucho lo que hace China y verlo con una visión amplia e integradora.

(Liu Xuxia y Yasef Ananda): ¿Qué nuevas iniciativas y proyectos emprende Cuba para potencializar su papel como importante socio de China en Latinoamérica?

Miguel Díaz-Canel: Cuba fue la primera relación de China con un país de Latinoamérica y se ha ido construyendo con beneficio para ambos, con respeto. Como te decía, son relaciones paradigmáticas. Hoy también América Latina es otra. Tiene un grupo de gobiernos progresistas, revolucionarios, orientados a solucionar los problemas sociales de envergadura. Hoy hay otro tipo de integración: la CELAC es un baluarte para la región.

Esos países también aspiran a un tipo de relación como la que tiene Cuba con China, que no es la relación tradicional que han tenido muchos países de Latinoamérica con otro gran país como es los Estados Unidos, que ha sido una relación de desigualdades, de agresión, de dependencia. Cuando se ha vivido algo muy complejo en materia de relaciones con una potencia, se aprecia como un país pequeño puede tener otro tipo de relaciones con un país grande e importante como China, y eso se va convirtiendo en un anhelo. Más aún cuando se aprecia que es favorable para ambos y que se puede lograr de manera estable.

Este es el primer aporte que pone como ejemplo la relación entre Cuba y China para América Latina. En el año 2013, cuando Cuba presidió pro témpore la CELAC, uno de los temas que más impulsó fue las relaciones de China con CELAC. Incluso se logró fomentar el Foro China-CELAC. Y ese es un nuevo espacio de relaciones. Por otra parte, Cuba ha planteado que en todo este esfuerzo China-CELAC, estaría –como uno más- participando en los proyectos que China dirige hacia el área latinoamericana y caribeña, por lo tanto también esta participación de Cuba ayudará a promover la interrelación de China con América Latina y el Caribe.

(Liu Xuxia y Yasef Ananda): ¿Satisfecho con la visita?

Miguel Díaz-Canel: Muy satisfecho. China es un país entrañable para Cuba. Es otra oportunidad que tenemos nuevamente de intercambiar acerca de la labor partidista, de la labor económica y social. Y esta vez de manera muy significativa dentro de una conmemoración importante para el futuro del mundo.

Hemos podido tener amplias conversaciones, honestas, francas, con el vicepresidente Li Yuanchao y con el primer ministro Li Keqiang. Hemos vivido momentos muy sentidos, como parte de esta entrañable amistad.

Somos portadores de un mensaje del General de Ejército Raúl Castro y el pueblo cubano para el pueblo chino, y en particular para el presidente Xi Jinping, en ocasión de la celebración del 70 aniversario de la victoria del pueblo chino contra el agresor japonés. Y como si todo esto fuera poco, también el Comandante en Jefe hoy hizo llegar este mensaje al compañero Xi Jinping, que dice:

Muy estimado compañero Xi Jinping:

Dentro de unos minutos estaré consagrado al disfrute por televisión del grandioso acto con el que su heroico pueblo conmemora el 70 aniversario de su gloriosa victoria contra la opresión fascista.

El pueblo cubano, junto a todas las naciones que aspiran a vivir en paz, sin saquear ni oprimir a otros, disfrutarán y conmemorarán con sus valientes hermanos chinos la histórica fecha.

Fraternalmente, Fidel Castro Ruz.

Eso es lo que hemos hecho. Hemos disfrutado y conmemorado con nuestros hermanos chinos esa histórica fecha. Son razones suficientes para estar satisfechos. 

No Comment »

2 Pingbacks »