Headline »

September 26, 2016 – 5:47 pm

Gustavo Silva
En este mismo sitio se analizó ya la llamada indecisión electoral en 2012 sobre la base del modelo de Allan Jay Lichtman, profesor de historia de la Universidad Americana en Washington, quien concluyó entonces …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » Colaboraciones

Deporte y patriotismo

Submitted by on August 9, 2015 – 3:55 pm

Emilio Ichikawa

El filme-documental Red Army (Gabe Polsky, 2014) quiere mostrar al público cómo era la vida en la URSS. No porque no se supiera, sino porque se supo y a algunos se les ha olvidado; mientras a otros, muy jóvenes, no les interesa. Para ello Polsky escoge el tema deportivo, entrevistando a entrenadores, políticos y jugadores vinculados al “sub-sistema” del equipo de hockey sobre hielo del Ejército, eje de la selección nacional. En primer lugar, al ex capitán del equipo soviético de toda Rusia, el defensa Viacheslav Fetisov, oficial del ejército, ex jugador de la NHL y Ministro de Deportes de Putin.

La opción cinematográfica de entrevistar a los protagonistas antes que usar actores, libra al filme de todo panfleto, ya sea de izquierda o de derecha, pues la vida aparece en toda su diversidad. El capítulo deportivo de la Guerra Fría fue fundamental, y no aceptaba medias tintas ideológicas ni concesiones. Como esas que hace hoy la prensa cubana al reconocer que en las Grandes Ligas se juega el mejor béisbol del mundo.

¿Que es verdad? Pues precisamente por eso. En la época dura de la emulación entre los dos sistemas el deporte norteamericano en la prensa de la isla no llegaba al nivel de las olimpiadas del níquel en Moa, o al del torneo de pelota de la Antillana de Acero. Los periodistas de la era raulista son más objetivos que los de la era fidelista, pero menos interesantes.

Un momento revelador del filme es cuando -contra todos los pronósticos- el equipo norteamericano de hockey le gana a los soviéticos en la final de la Olimpiada de Invierno de 1980 en Lake Placid, y el Presidente llama al entrenador para felicitarle y este le dice: La victoria obtenida demuestra que nuestra forma de vida es superior.

Red Army recorre el paso del deporte estatal al deporte comercial en Rusia; y las curiosas formas de reinserción en la época post-Perestroika que tuvieron aquellos jugadores de hockey que fueron contratados para el circuito de la NHL norteamericana.

La relación entre deporte y patriotismo es omnipresente en el filme. Cuando Fetisov va a visitar a su viejo entrenador de la era comunista para decirle que se iba a jugar a EEUU, en lugar de una reprimenta o una felicitación el experimentado maestro-amigo simplemente le deja ver: Ahora el patriotismo no es ganarle a los norteamericanos, sino mostrar en la NHL las virtudes del hockey ruso.