Headline »

September 26, 2016 – 5:47 pm

Gustavo Silva
En este mismo sitio se analizó ya la llamada indecisión electoral en 2012 sobre la base del modelo de Allan Jay Lichtman, profesor de historia de la Universidad Americana en Washington, quien concluyó entonces …

Read the full story »
Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

eichikawa

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

Correo

Opiniones y cartas del lector

Home » eichikawa

Hillary y los cabilderos cubanos

Submitted by on August 1, 2015 – 11:11 am

Emilio Ichikawa

No hace mucho la cámara fotográfica de la periodista Yadira Escobar atrapó una imagen de Luis Posada Carriles conduciendo un auto por Miami. Se le veía relajado, tranquilo. Cuando los medios oficiales cubanos accedieron a la foto, se deshicieron en recriminaciones al gobierno norteamericano por no deportarlo a Venezuela para que enfrente juicio.

Aunque las autoridades cubanas han dicho que en caso de extradición a la isla también se le daría un juicio justo, lo cierto es que no han insistido mucho en ello y parecen darse por satisfechas con la gestión de Venezuela. Un juicio de Posada en La Habana pudiera ser tan interesante y espectacular como el de Eichmann en Jerusalén.   

Sin embargo, no hay más que leer el libro autobiográfico de Posada Carriles Los caminos del guerrero para comprender que, si bien en EEUU no posee impunidad, tampoco tiene que ser prioridad del gobierno norteamericano castigar a una persona con su hoja de servicios.  

Y si no toca al gobierno norteamericano tomar la iniciativa, la pregunta que deben hacerse los periodistas cubanos “antiterroristas” es: ¿Quién está realmente a cargo de conseguir la extradición de Posada Carriles? Pues el abogado y periodista José Pertierra, que fue contratado para ello por el gobierno venezolano.

Como todo el mundo sabe (la prensa lo reportó desde antes de la presentación oficial), Hillary Clinton pronunció un discurso ayer viernes 31 de julio (2015) en la Universidad Internacional de la Florida (FIU-Miami), donde pidió el levantamiento del embargo a Cuba.

Los medios oficiales cubanos lo están saboreando porque es una solitud que la aspirante presidencial hizo “desde el corazón de Miami”; pero que en términos absolutos (en contenido político) resulta poco relevante ya que Hillary lo había adelantado en su libro y en declaraciones a la prensa.

Hillary Clinton ni es una “provocadora” ni una “equivocada”; basta estar medianamente informado para darse cuenta que en Washington DC la corriente va a favor del levantamiento de las sanciones económicas a Cuba. En la consumación de este proceso se da por lo menos un paso semanal.  

La situación a que se ha llegado tiene no pocas opiniones en contra. Así que como en el caso de la extradición de Posada Carriles, en lugar de marearnos en la perplejidad, preguntemos: ¿Quién era responsable de impedir que los dialogueros y procastristas se salieran con la suya? ¿Quién estaba a cargo no solo de mantener, sino incluso de extremar las sanciones económicas al régimen de Castro? Pues los cabilderos del exilio cubano en Washington DC, a quienes se les ha pagado y en quienes se ha confiado. Como ejemplo, alguien bastante conocido: Mauricio Claver-Carone.

A algunos podría sorprenderles e incluso llegar a exclamar: ¡Mauricio Claver-Carone… pero si él es de los que más declaraciones hace en la prensa contra el pacto Obama-Castro; el que más aparece en la televisión; el que más viaja; el que más emails envía…!

Precisamente, lo hace para disimular a través del periodismo su ineficacia en el plano político. Porque lo que se le encargó a Mauricio no fue que criticara, denunciara, declarara…, sino que impidiera o ayudara a impedir que el castrismo ganara terreno dentro de la política y la opinión pública norteamericana.

Algo curioso. Mauricio Claver-Carone es el lobbista que el US-CUBA Democracy PAC tiene y mantiene en Washington DC para fastidiar la política procastrista; y mientras importantes directivos y donantes de dicho PAC están preocupados y hasta tristes por la situación a que se ha llegado desde el 17 diciembre de 2014, las apariciones y correos de Claver-Carone rebosan de banal triunfalismo, como si no se percatara de que el exilio cubano, por lo bajito, no está precisamente ganando.

Tal parece que ha renunciado a ser el servidor de un exilio para travestirse en motivador de spa. O que no escribe los emails para los lectores sino para dar partes indirectos a sus jefes; los verdaderos destinatarios de indignaciones y otras comedias.

IMAGEN: Hillary Clinton en FIU: pbs