Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » general

Tres libros y el debate sobre la identidad de la derecha chilena

Enviado por en febrero 6, 2013 – 0:02 am

(LS)-Primero fue Luis Larraín, con “El regreso del modelo”, y luego el ministro Cristián Larroulet, con “Chile camino al desarrollo, avanzando en tiempos difíciles”. Pero las duras críticas del senador UDI Jovino Novoa al Gobierno -en su libro “Con la fuerza de la libertad”-, y la no menos enérgica réplica del Presidente Sebastián Piñera encendieron el debate interno, casi ideológico, que cruza al sector oficialista.

Las distintas tendencias dentro del sector -marcadas por el rol económico y social del Estado, o la dicotomía entre liberales y conservadores- son parte de la base del debate. Y en eso, las posturas del Presidente y sus adherentes tienen distinto peso.

La consejera de Libertad y Desarrollo, Lucía Santa Cruz , no cree que el piñerismo “dé para corriente”, y enfatiza que en la derecha “siempre ha habido corrientes distintas: una derecha más católica y otra más laica, una más conservadora y otra más liberal, una más libertaria y otra más autoritaria. Pero respecto de las políticas públicas concretas, es más lo que une que lo que divide. Lo malo es cuando estas diferencias se agudizan por conflictos personales de poder”. El rector de la UAI y cercano a Piñera, Andrés Benítez , subraya que una clave de las diferencias en la derecha es el rol del mercado frente al Estado. “Los más puristas lo ven casi como un mal necesario y de ahí su afán de sacarlo del camino. Pero hay otro grupo, que representa Piñera, que creyendo en la libertad individual como motor de la sociedad, le asigna un rol también central al Estado. Bajo este prisma, el Estado debe ser fuerte para velar no sólo porque se cumplan las condiciones de la libre competencia, sino de asegurar la justicia social. Por ello, es una frivolidad atar las ideas de la centroderecha a, por ejemplo, una tasa de impuestos”. Y afirma que “la corriente piñerista representa una derecha moderna que valida su vocación democrática, alejándola de la dictadura. Es pragmática, capaz de gobernar, y entiende la libertad no sólo como un concepto económico, sino también social”.

Para el ministro de Desarrollo Social, Joaquín Lavín -que representa a la camada UDI que llegó al Gobierno-, el pensamiento de centroderecha ha ido evolucionando y que hoy el “principal defensor” de ella es el propio Piñera. “Del Chicago-gremialismo, al conservadurismo compasivo de EE.UU., ha evolucionado a una centroderecha popular como la que encarna Longueira, y a una que hoy también se hace cargo de los derechos del consumidor, de los trabajadores, de una sociedad que demanda más libertades y más democracia”.

Mientras que el director de la Fundación Jaime Guzmán, Jorge Jaraquemada -que participó en la redacción del libro de Jovino Novoa-, afirma que “en el último tiempo ha ganado espacio una corriente que entiende la libertad como la sola afirmación de la autonomía individual y que se concreta en una agenda que la privilegia sobre el bien común. Esto conduce al estatismo económico, al relativismo ético, a reducir a la política a una mera actividad técnica y a un concepto de pluralismo cada vez más cercano al “todo vale”". Según afirma, “no creo que exista el piñerismo , salvo que se entienda por ello a quienes defienden los logros del actual gobierno, pues lo relevante de esta discusión no es quiénes encarnan liderazgos, sino las definiciones sustantivas y permanentes que otorgan identidad a un sector político. (MAS… en LA SEGUNDA)

Share