Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » ei

La clasificación del Cuba Sub-20 para el Mundial de Turquía y el fútbol nacional

Enviado por en febrero 27, 2013 – 10:24 am

Emilio Ichikawa

Gracias a que “Tele Tica” lo subió inmediatamente a YouTube, he podido ver completo el juego que la Selección de Fútbol de Cuba menores de 20 años le ganó al once de Costa Rica 2 x 1 en los cuartos de finales de la CONCACAF, en el Estadio Universitario de Puebla, México, logrando clasificarse para el Mundial de Fútbol Sub-20 en Turquía. Los comentaristas del país centroamericano daban por amplia favorita a su escuadra y en los análisis preliminares señalaron el poco fogueo internacional que tiene el fútbol cubano, que lo situaba en desventaja, y que había estado motivando la deserción de jugadores en diferentes torneos.

Como en los casos de la antigua Hungría, RDA o la URSS, el fútbol cubano se sigue apreciando según parámetros de la Guerra Fría; no tanto por el capítulo armamentista de esa etapa, sino más bien por el molde mental referido a la “competencia entre dos sistemas” que se perciben a sí mismos como utopías mutuamente excluyentes. Recuerdo por lo menos dos casos recientes de politización mediática de eventos relativos al fútbol cubano. La deserción de Yosniel Mesa en la Copa de Oro del 2011 en EEUU, caso que fue atendido por el abogado Daniel Lafuente de la Fundación Nacional Cubano Americana, incluso con declaraciones al Charlotte Observer; por esa etapa las potencialidades del abogado Lafuente llegaron a medios de Columbia University. Un recientemente reportaje de una cadena hispana donde se entrevistó al excelente futbolista cubano (original de San Cristóbal) Osvaldo Alonso del Seattle Sounders FC, pero no por su desempeño en el medio-campo sino porque había tenido unos problemas de documentación por reclamaciones de la Federación Cubana de Fútbol ante la FIFA, relativas a su posible integración de la selección nacional de EEUU para el Mundial de Brasil 2014.

El equipo de fútbol Sub-20 de Cuba clasificado ayer al Mundial de Turquía no luce en el terreno como un team latinoamericano sino como un equipo Antillano, o mejor africano. Formado por jugadores de gran velocidad y considerable estatura, pudieran marcar un momento novedoso en la historia de este deporte en Cuba. Junto a las condiciones físicas, tienen la técnica de los jugadores cubanos de “fútbol sala” o FutSal (algunos de los cuales viven en Miami) que suele ser impecable en esas cortas distancias. Este Sub-20 es un equipo pragmático que sale jugando el balón y se tira por los laterales con centros efectivos al área chica. Cuba, que generalmente ha dado porteros de gran calidad, tiene en esta selección Sub-20 delanteros y medios prometedores. Su número 10, aunque no es el clásico crack que carga con el resto del equipo encima, cumple su rol y tiene momentos estelares. Pero lo principal: creen en la victoria y salen a ganar. Después de varias y tempranas amenazas, Aricheell Hernández (14) batió la puerta costarricense en el minuto 12 con un potente disparo cruzado desde la derecha; y en el minuto 79, con el juego empatado a 1, el propio Hernández dio la ventaja definitiva encajando un remate en el ángulo inferior izquierdo de la portería.

Aunque probablemente los grandes clubes europeos sigan fichando preferencialmente en las canteras futbolísticas de Argentina y Brasil, cualquiera de estos jugadores cubanos menores de 20 años pudiera interesar a un club de la MLS norteamericana. La gran ganancia para estos equipos de EEUU, que es a la vez el problema que lleva a Cuba a presionar a la Federación de Fútbol (como ha hecho con Osvaldo Alonso), es que estos jugadores ya pre-formados no les costarían un centavo al club receptor (en cambio se pagan millones para sacarlos de Sudamérica, o de África, como recientemente ha denunciado el camerunés Samuel Eto’o implicando a los propios directivos de su país). Hasta el momento, este asunto no tiene soluciones; ni siquiera intermedias. Mientras tanto pueden darse deserciones en este excelente Sub-20 cubano que, al paso que van las cosas (y como demuestra el caso del pelotero José Ariel Contreras), no tendría ninguna consecuencia en el estado de la política.

Los propios comentaristas deportivos costarricenses dijeron que la mayoría del público presente en el Estadio Universitario de Puebla (no era mucho realmente) estaba a favor del equipo cubano. Y hasta se podían escuchar compases de una canción popularizada por Celia Cruz: “No hay que llorar, que la vida es un carnaval…”

-FOTO: Equipo Cuba Sub-20 clasificado para el Mundial de Turquía: end/efe

Share