Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » ei

ELIZALDE: “la soberanía es una ilusión” (II Taller de Redes Sociales y Medios Alternativos. La Habana, febrero de 2013)

Enviado por en febrero 15, 2013 – 10:49 am

Emilio Ichikawa

En la estructura del Estado cubano hay Ministerios e Institutos que son más afines entre sí que otros; al menos en su forma. Durante bastante tiempo el Ministerio de Comunicaciones se interceptaba con asuntos del arte y la cultura ocasionalmente, cuando se trataba de la dotación material de las instituciones, de la historia del correo en la isla de Cuba o cuando se acudía a sus tiendas y kioscos para nutrir las colecciones filatélicas y adquirir las postales de ocasión. Comunicaciones parecía tener más conexión con el Ministerio de las Fuerzas Armadas y el Ministerio del Interior; pero después de la expansión de Internet ha desarrollado un área que engarza con los Ministerios de Cultura, Educación y Educación Superior. Ya Comunicaciones no solo ficha técnicos medios e ingenieros como empleados sino que le interesan también escritores, editores y periodistas.

Ya he citado como ejemplo emblemático de esta tendencia la conversión del escritor Iroel Sánchez, ex Director del Instituto Cubano del Libro, en un alto funcionario del renovado Ministerio de Informática y las Comunicaciones; a lo que quiero agregar ahora un segundo ejemplo ilustrativo, muy específico, que es la ponencia titulada “Cibersoberanía en América Latina: De la ilusión a la unidad”, que la periodista y editora de CUBADEBATE Rosa Miriam Elizalde presentó al “II Taller de Redes Sociales y Medios Alternativos. Nuevos escenarios de la comunicación política en el ámbito digital”, recién concluido en La Habana.

Lo primero que llama la atención en el texto es la renovación del lenguaje (vocabulario) y el desplazamiento en el universo referencial. Elizalde mantiene todavía los ítems fundamentales del habla revolucionaria, pero incorpora una gruesa batería de vocablos pertenecientes a la jerga de los cibernéticos que se ha radicado en la cultura pop. Es decir, no hay manejo del lenguaje matemático, pero sí una probada habilidad para “hacerse entender” tecnográficamente en un foro de humanistas y comunicadores.

Como el enfoque ya no es tanto (ni es solo) ideológico y político, frases empleadas por Elizalde como “la soberanía es una ilusión” o “Solo Estados Unidos es soberano” son solo equívocos para quien piense que se trata de una renuncia nacionalista. En la ponencia de Elizalde esas afirmaciones apenas tratan de crear una alarma para pasar a describir un estado de cosas en la red global. El enfoque es “técnico”, no ideológico. Es decir, es de la misma técnica de donde afloran aquí las consecuencias ideológicas del discurso; algo diferente al tratamiento ideológico de la tecnología, que podemos ver en la obra de Raúl Prebisch, Celso Furtado o Eduardo Galeano.

Rosa Miriam Elizalde  no se limita a lanzar valoraciones políticas antiimperialistas sino que intenta una descripción de la condición tecnológica mundial que revela que el más radical de los discursos antiimperialistas en la red está “dominado” por la supremacía de los Estados Unidos en este terreno, el único país tecnológicamente “soberano”, donde radican 10 de los 13 “servidores raíces” de la red. La dependencia se prolonga en el medio aún cuando se resista en el contenido del mensaje; se entiende en la ponencia de Elizalde.

Quienes tienen conciencia de esta supremacía tecnológica de los Estados Unidos suelen padecer la opresora certeza de que son dominados por el imperialismo incluso en los momentos en que teclean en sus computadoras la más radical crítica al capitalismo. La paradoja de la condición tecnológica es que gracias a un invento del capital se puede globalizar la crítica al mismo. Es la ironía de la acumulación capitalista, que hace de El Capital una obra cumbre de la comedia europea y de Marx un dramaturgo. De ahí que hayan sido coherentes algunas propuestas escuchadas en este “II Taller de Redes Sociales y Medios Alternativos” para resistir esa situación acudiendo a la “fisicalidad” y corporeidad (moderna y hasta pre-moderna) del trato humano; es decir, apelando a estrategias o tácticas de “desconexión”; propuesta hecha explícitamente por el periodista y ensayista español Pascual Serrano quien invitó a “desvirtualizar las redes sociales”.

Sin embargo Elizalde afirma claramente que es insuficiente la “desconectividad” y también el aislamiento o desprendimiento nacional (incluso regional) de la red global. Lo advierte, pero no expone cómo implementar una alternativa soberanista; y tampoco menciona la ubicación de esos otros 3 restantes “servidores raíces” que pudieran funcionar como alternativa a los 10 ubicados en EEUU (incluyendo Miami). Como quiera, Elizalde considera al menos dos momentos no virtuales de la tensión ideológica en internet; son los puntos 1 y 3 de lo que llama componentes de la nueva geografía generada por el ciberespacio. Ellos son:

-la infraestructura física de las tecnologías de la información y la comunicación

-las relaciones socio-demográficas de las nuevas comunidades virtuales

En ese par de componentes Rosa Miriam Elizalde reivindica formas tradicionales del nacional soberanismo cubano. Esta vez ha paseado por la alameda de la ideología de la revolución, sin usar una sola cita de Martí, ni de Fidel.

-FOTO: “II Taller de Redes Sociales y Medios Alternativos. Nuevos escenarios de la comunicación política en el ámbito digital”. La Habana, febrero de 2013: visiondesdecuba.com

Share