Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » Cuba

CUBA: En la última década (2003-2013) los cubanos muestran la tendencia a votar menos y anular o dejar en blanco más boletas

Enviado por en febrero 6, 2013 – 0:05 am

En la última década los cubanos dentro de la Isla tienden a no ir a votar, anular o dejar en blanco sus boletas en las elecciones generales, mientras el censo electoral muestra crecimiento estable a bajo ritmo. Los resultados de la elección pasada son preliminares, pero las tendencias ya son apreciables.

CENSO ELECTORAL

2003 2008 2013
8,313,770 8,495,577 8,631,836

 

VOTOS VÁLIDOS

2003 2008 2013
7,803,898 7,839,358 7,877,906

Nótese que si bien el electorado creció en 318 mil votantes, los votos válidos aumentaron en sólo 74 mil.

BOLETAS EN BLANCO

2003 2008 2013
243,390 306,791 364,576

Entretanto los votos inválidos por boleta en blanco subieron en 121 mil.

BOLETAS ANULADAS

2003 2008 2013
69,863 85,216 94,808

Ha crecido muy poco la invalidez del voto por anulación: tan sólo 25 mil boletas más.

CONCURRENCIA A LAS URNAS

2003 2008 2013
8, 117, 151 8, 231,365 7,877,906
97,64% 96,89% 89,68%

El declive más drástico: por primera vez los números de votantes bajan del 90% del electorado (cabe esperar la alegación de la lluvia).

ABSTENCIONES

2003 2008 2013
196,619 264,212 753,930

El crecimiento más espectacular: casi se triplicó el número de electores que no acudieron a las urnas con respecto a las elecciones anteriores. En la década, el abstencionismo creció mucho más (577 mil) que el propio electorado (318 mil).

CUBAN TEA PARTY

2003 2008 2013
509,872 656,219 1,213,314

Por primera vez pasa del millón de electores quienes de algún modo manifiestan su oposición: no yendo a votar o haciéndolo sin validez. Pero la marcada diferencia entre el abstencionismo y las otras expresiones de voluntad opositora incuba la sospecha de que la indiferencia cunde en el tea party cubano y esa apatía es siempre constructiva para la estabilidad política.

Share