Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » Colaboraciones

Marx y la crisis de la cubanología

Enviado por en enero 29, 2013 – 0:01 am

Las disciplinas sociocientíficas son prácticas sociales antes que reservorios de ideas y arrastran la carga pesada tanto de las instituciones como del mercado. Aquí y allá el género marxista se devaluó, pero quienes se educaron por entre filosofías marxistas hicieron al menos la calistenia intelectual que hoy sirve para criticar a quienes vienen de farol y piensan que el debate consiste en mirar a los demás por encima del hombro. Muchas veces queda zanjada la discusión con el magister dixit sacado del último libro que alguien leyó, esto es: con el mismo argumento que permitía saldar cualquier cosa con una cita de «los clásicos». La falla epistemológica estriba en que los cubanólogos no reflexionan sobre lo que están haciendo y así la práctica va separándose del discurso sobre ella.

El debate presupone cierto «régimen de verdad» por aplicación de la lógica al campo específico de cada disciplina. Marx nos ayudó al menos en que la verdad es un problema práctico —ante todo develar la mentira— y la lógica enseña que debe darse razón suficiente a todo. No hay que agarrarse al autor o «giro» filosófico de moda, como sucedió en la estela del «giro lingüístico». Muchos historiadores, por ejemplo, decidieron que el imaginario y las representaciones configuraban el campo encimero de investigación, porque no hay acceso a la verdad más acá ni más allá del lenguaje. A la postre, este deslumbramiento con la filosofía fundacional de turno tuvo su correctivo.

El positivismo exigía cierto lapso para hacer ciencia histórica, pero la cubanología suele hacer historia del presente sin que el recorte del intervalo temporal se compense con algo que permita diferenciar al cubanólogo del periodista o del «analista político». Así cunden los expertos del farol y del forro, que arrastran con ligereza la carga de déficits de lectura. Y lo peor: cunden las claques en torno a tales o cuales nodos cubanalógicos para tachar las críticas como ataques personales o ademanes de escalamiento.

-Foto © Heinrich Heidersberger

Share