Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » general

DICIEMBRE 8 (1980): Cinco tiros a Lennon

Enviado por en diciembre 8, 2012 – 0:07 am

El fanático Mark Chapman balea a John Lennon frente al edificio Dakota en Manhattan (Upper West Side). Dizque Chapman esperaba desde temprano con el último álbum de Lennon (Double Fantasy, 1980) en la mano, mientras el periodista Dave Sholin entrevistaba al ex Beatle, quien entre otras cosas dijo que my work won’t be finished until I’m dead and buried and I hope that’s a long, long time. Salieron primero Sholin y su gente; después aparecieron Lennon y Yoko, quienes debían tomar un auto para ir al estudio Record Plant. Chapman se acercó y mostró el álbum; Lennon preguntó: Do you want it signed? y Chapman asintió sin decir ni pío (Foto © JMU). Tras recibir el álbum de vuelta se marchó. Lennon y Yoko pidieron botella a Sholin porque el auto no llegaba. En el estudio la pareja se entretuvo con la nueva canción de Yoko, Walking On Thin Ice, y quedaron en volver al otro día a las nueve de la mañana. Regresaron en limosina a casa y al llegar Lennon se bajó después de Yoko. En eso apareció Chapman y sacó la pistola. Los primeros tres tiros fueron por la espalda; otro le dio en el hombro y Chapman erró el quinto. Todavía Lennon pudo subir los cinco escalones a la entrada del edificio y murmuró: I’m shot, antes de caer boca abajo. Chapman estaba allí al llegar el patrullero Steve Spiro y alzó las manos; el portero del edificio, José Perdomo, indicó que le había disparado a Lennon. Spiro procedió al arresto y los agnetes Bill Gamble y James Moran llevaron a Lennon al Hospital Roosevelt, con Yoko detrás en otro carro de policía. El doctor Stephan Lynn vio desde la sala de emergencia cómo dos policías traían a Lennon cargado sobre sus hombros: It was lifeless. Los disparos habían roto la vena aorta con todas sus ramas y Lennon se había desangrado. Una enfermera dijo que el muerto no se parecía a Lennon. Yoko se puso histérica, pero volvió a la realidad cuando una enfermera le entregó el anillo de bodas de Lennon. Entonces pidió que no dieran la noticia de la muerte antes de que ella llegara a casa y pudiera notificar la tragedia a su hijo Sean.

Share