Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » Colaboraciones

Diciembre 4 (2000): Máxima judicatura exige aclaración en la Florida

Enviado por en diciembre 4, 2012 – 0:07 am

El Tribunal Supremo de EE. UU. requiere a su homólogo de Florida que aclare su decisión en el caso Bush contra Junta Electoral del Condado Palm Beach (2000). La elección presidencial había sido muy cerrada y el candidato demócrata Al Gore impugnó la certificación (noviembre 14) de la Secretaria de Estado de la Florida, Katherine Harris, que daba al rival republicano George Bush hijo como ganador, con el argumento de que se habían ignorado los reconteos manuales de resultados en cuatro condados. El tribunal supremo estatal admitió la impugnación y Bush interpuso recurso ante el tribunal supremo federal. Aquí se discutía si la decisión judicial violaba la cláusula constitucional del debido proceso y si los jueces de instancia se habían excedido en sus funciones al cambiar —sin ser legisladores— la forma de contar votos en el estado. El tribunal supremo federal sostuvo que había «considerable incertidumbre» sobre las razones del tribunal instancia y debían aclararse dos cuestiones: hasta qué punto la constitución del estado de la Florida restringía la autoridad legislativa y cómo se había tenido en cuenta el estatuto federal (3 U.S.C. §5) pertinente. Entretanto corría el caso Bush contra Gore (2000) y las aclaraciones llegaron después de la vista oral (diciembre 11), así que los jueces supremos tuvieron poco tiempo para digerirlas, porque fallaron al día siguiente y convalidaron la victoria de Bush. Aunque nada tenía que ver con ellos, los grupos políticos del exilio cubano se arrogaron que esta discutida victoria electoral de Bush en la Florida era la venganza contra el partido de Clinton por devolver al balserito Elián González a Cuba. La correlación de fuerzas ha cambiado tanto que la Florida se tornó demócrata y no cuenta ya como estado crucial para ser presidente de EE. UU.

Share