Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » general

Diciembre 22 (1984): El vigilante del Metro

Enviado por en diciembre 22, 2012 – 2:11 am

A la una de la tarde, cuatro adolescentes abordan el metro neoyorquino con destornilladores en los bolsillos e intención en la mente de robar quarters en una sala de juegos. Nada más que entraron, su aura pandillera hizo que unos 15 o 20 pasajeros se desplazaran al fondo de carro. En la estación de Calle 14, el casi cuarentón Bernhard Goetz (Foto © Donna Svennevik) subió al metro y despreocupadamente se sentó cerca del cuarteto. Dos se le encimaron y uno espetó: Give me five dollars. Goetz respondió con cinco disparos de su revólver Smith & Wesson calibre 38 para dejar a los cuatro heridos, uno de ellos en la columna vertebral. El metro se detuvo en emergencia y el conductor preguntó a Goetz: Are you a cop? Goetz dijo que no, saltó a la línea y desapareció en la oscuridad del túnel. Los periódicos anunciaron enseguida que andaba por ahí un subway vigilante. Hacia 1981 Goetz había sido asaltado por tres jóvenes afroamericanos y salió con daño permanente en una rodilla. Desde entonces se puso el revólver al cinto. El metro arrostraba la media de 38 crímenes diarios y la noticia dio pie a que muchos neoyorquinos comentaran: Finally, someone has had the courage to stand up to these thugs. Pero el alcalde Ed Koch tachó la acción de animal behavior y precisó: that vigilante is not a hero. Una llamada anómina echó pa´lante a Goetz, quien luego de saltar de un motel en otro por toda Nueva Inglaterra terminó por entregarse (diciembre 31, 1984) a la policía en Concord (New Hampshire). Para febrero la opinión pública empezó a volverse contra el vigilante, por divulgación de sus opiniones racistas y de la parálisis del adolescente Darrell Cabey. El jurado encontraría (junio 16, 1987) a Goetz culpable ya sólo de tenencia ilegal de arma de fuego y el juez condenó al vigilante a seis meses de cárcel, cinco años de libertad condicional, multa de $5000 fine, 200 horas de trabajo comunitario y obligación de recibir tratamiento psiquiátrico. En apelación la privación de libertad subió a un año y Goetz cumplió 8 meses, y Cabey ganaría el pleito civil de indemnización por $43 millones.

Share