Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » Colaboraciones

Stone & Kuznick: el libro de compañía

Enviado por en noviembre 20, 2012 – 14:43 pm

Pedro Pablo Bilbao

Mientras la serie de diez capítulos “The Untold History of the United States” (Showtime) marcha todos los lunes por la consabida ruta de la historiografía soviética, el libro (Gallery Books, 2012, 784 pp) ya está a la venta para ilustrar cómo EE. UU. se transfiguró en the dark side de la humanidad por rehusar la alianza para el progreso con la URSS al término de la II Guerra Mundial. Tal y como en la serie televisiva, el cineasta Oliver Stone y el historiador Peter Kuznick no escriben nada untold, sino que se enfrascan en re-told lo que ya escribieron justamente historiadores que se citan a pie de página. Así, el Plan Marshall (1947) fue una provocación antisoviética y el Kremlin no habría ordenado el bloqueo de Berlín, sino que la crisis (1961) fue precipitada por la Casa Blanca. Son tantos los casos de distorsión por toma anticipada de partido que es difícil escogerlos como muestra, pero bastan unos pocos para demostrar que la manipulación predomina.

  • Al citar al senador Harry Truman soltando en 1941: “If we see that Germany is winning we ought to help Russia, and if Russia is winning we ought to help Germany, and that way let them kill as many as possible,” Stone&Kuznick ponen punto donde consta oficialmente coma y dejan fuera “although I don’t want to see Hitler victorious under any circumstances. Neither of them thinks anything of their pledged word.” Así dejan a Truman como mero oportunista y borran la sutil distinción de su tesitura frente a los regímenes totalitarios nazi y soviético. Y todo para acentuar que las fuerzas del mal se habrían cernido sobre EE. UU. con el ascenso de Truman como vice de FDR, por encima del progresista Henry Wallace. La tirria contra Truman es tanta que su enfrentamiento a Stalin se atribuye al prurito del chico miope y bajito que arremete contra un grandulón para dar orgullo ¡post mortem! al padre.
  • Para sostener que bajo la administración Reagan (1981-89) la CIA “knew that the Soviets, for all of their faults, actually discouraged terrorism,” Stone&Kuznick se apuntalan con nota a pie de página del libro desactualizado de Bob Woodward Veil: The Secret Wars of the CIA, 1981-1987 (Simon & Schuster 1987). No sólo se cuidan de no dar la cita completa: “there were some cases in which [the Soviets] had actually discouraged terrorism,” así como de omitir que Woodward señala que Moscú daba respaldo a bandas terroristas “particularly through their satellites East Germany and Bulgaria, [which] also clearly contributed, at least indirectly, to more terrorism because these countries aided some extreme groups such as the PLO [Organización para la Liberación de Palestina].” Lo peor es que no dan mínimo aviso de la fuente de primera mano (Archivo Mitrokhin) que usó el historiador inglés Christopher Andrew (Universidad de Cambridge) en The Sword and the Shield (Basic Books, 1999) para dejar bien claro que “Andropov became increasingly willing, both as KGB chairman and as Brezhnev’s successor from 1982 to 1984, to use, or connive in the use of, terrorism against United States and NATO.”

Ni qué decir de recurrir a un “retired CIA oficial” como fuente y resulta ser nada menos que Victor Marchetti, bien conocido por negar el holocausto y afirmar el encubrimiento por el gobierno americano de contactos con extraterrestres. O de contar falsas historietas como el Secretario de Defensa James Forrestal saliendo a la calle en piyama y gritando: The Russians are coming! Quizás el intervalo más lúcido de Stone&Kuznick en este libro haya sido abstenerse de volver a pasar la película JFK (1991) y despachar el asesinato de Kennedy con que “we may never know who was responsible or what the motive was.”

Share