Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » Colaboraciones

Problema de género: ¿entrevista o interrogatorio?

Enviado por en noviembre 13, 2012 – 10:47 am

Arnaldo M. Fernández

Norberto Fuentes SOA, ex biógrafo por cuenta propia de Fidel Castro y actual columnista por cuenta de Cubaencuentro, acaba de poner sobre el tapete cómo discernir entre interrogatorio y entrevista. Desde luego que sería por el contexto en que se hacen las preguntas, pero Fuentes complica el problema al trompetearse como autor de «la única entrevista al prisionero Eloy Gutiérrez Menoyo», tras su captura (enero 23, 1965) a menos de un mes de infiltrarse en Cuba por Punta Caleta, cerca de Baracoa.

Una ley mercadotécnica recomienda promover la venta del producto con el anuncio publicitario de su atributo exclusivo dentro del género. Una ley psico-sociológica o socio-psicológica correlativa explica por qué tanto forro en anunciarse como único o primero. Fuentes atribuye también a su entrevista —en junio de 1965 y en la prisión de Isla de Pinos— haber sido «la única vez que se tuvo noticias de Gutiérrez Menoyo en el exterior», al ver la luz «en un libro mío» [Cazabandido, Montevideo: Impresora Cordón, 1970). Sólo que Fuentes no puede vender semejante producto ni siquiera en el mercado negro de las ideas.

A poco de ser capturado Gutiérrez Menoyo junto con Noel Salas, Domingo Ortega y Ramón Quesada, el cuarteto compareció (febrero 2, 1965) en La Habana por radio y televisión para ser interrogados por los oficiales Blanco y Puente (Seguridad del Estado). El moderador, Manolo Ortega, principió así: «Amigos televidentes: nuestras cámaras y micrófonos llevaran a ustedes hoy, una entrevista cuya trascendencia no podrá negarse».

Una entrevista de Norberto Fuentes a Gutiérrez Menoyo en prisión, a cinco meses de haber sido capturado y que se publica cinco años después en Uruguay, se parece más a un interrogatorio de la Seguridad del Estado que el interrogatorio de la Seguridad del Estado a Gutiérrez Menoyo y los demás frente a las cámaras de la televisión y los micrófonos de la radio en Cuba, a sólo dos semanas de la captura. Máxime si los oficiales Blanco y Puente hicieron mejor entrevista que Fuentes y la revista Bohemia procedió a publicarla enseguida (febrero 12, 1965) con el titular «Contra el pueblo no se puede luchar», entresacado de las «Confesiones de Menoyo, el cabecilla contrarrevolucionario», como rezaba el cintillo informativo.

Así que la entrevista de Fuentes no fue única ni siquiera en dar noticias de Gutiérrez Menoyo al exterior. Aparte de que Bohemia se trasegaba fácil fuera de Cuba, el Colegio Nacional de Taquígrafos de Cuba en el Exilio transcribió y difundió de inmediato la entrevista o interrogatorio público de la Seguridad del Estado a Gutiérrez Menoyo.

La entrevista de Fuentes pudiera preservar su atributo por simple adición de predicamentos: la única suya a Gutiérrez Menoyo, la única en la prisión de Isla de Pinos, la única en junio de 1965 o la única por cualquier otra cosa, pero hace rato que jugar al único en la historia de Cuba es sainete tan gastado como jugar al primero.

Aquella noche del martes 2 de febrero de 1965, el moderador Ortega concluyó con una monserga dirigida a «cuantos hayan oído esta entrevista». Al parecer Norberto Fuentes no estaba entre ellos ni estuvo después entre quienes leyeron la entrevista en Bohemia, pero ningún déficit de oídas ni de lecturas autoriza a nadie para meter forros historiográficos.

-Foto: Gutiérrez Menoyo tras haber sido capturado (abril 4, 1964) por guardacostas cerca de Williams Island (Bahamas) en otra malograda acción contra Castro © UPI / e-Bay

Share