Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » Colaboraciones

Pinkerton: los malos y la película

Enviado por en noviembre 13, 2012 – 0:07 am

Pedro Pablo Bilbao

Por History Channel están pasando la serie “The Men Who Built America”, que serían Cornelius Vanderbilt (1794-1877), John Davison Rockefeller (1839-1937), Andrew Carnegie (1835-1919), John Pierpont Morgan (1837-1913) y Henry Ford (1863-1947). Uno de los pasajes: “Battle for Homestead”, muestra a una partida de agentes Pinkerton disparando a mansalva y pleno día contra huelguistas desarmados, quienes habían levantado barricadas en la acería de Homestead (Pensilvania), de la Carniege Steel Company. Sin  embargo, el historiador Henry Williams Brands (Universidad de Tejas en Austin) da otra versión documentada en The Reckless Decade (Editorial de la Universidad de Chicago, 2002).

El desenlace de la huelga (julio 6, 1892) sobrevino cuando los agentes Pinkerton trataron de infiltrarse de noche yendo en barcaza para traslado de carbón por el río Monongahela, pero fueron detectados por sindicalistas de guardia que dieron la alarma. Un grupo de huelguistas acudió a la orilla y disparó contra los Pinkerton que pretendían desembarcar. Uno murió y otros cinco resultaron heridos. Los Pinkerton respondieron al fuego: mataron a dos e hirieron a otros muchos, pero tuvieron que refugiarse en la barcaza y a la postre se rindieron. Entonces fueron golpeados y apedreados por los indignados huelguistas (Ilustración).

Entre cubanos, la Agencia de Detectives Pinkerton arrastra con carga igual de ficticia que aquella endilgada por la mencionada serie de History Channel. La historiadora Nydia Sarabia (Centro de Estudios Martianos) no vaciló en achacarle —sin cuanto de prueba alguno— la culpa por el fiasco de la expedición de Fernandina («El plan de Fernandina y los espías del diablo», Anuario del Centro de Estudios Martianos, mayo de 1982, páginas 200-09).

Share