Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » Colaboraciones

Los que miran y no ven

Enviado por en noviembre 27, 2012 – 15:49 pm

Ricardo Leiva

Los que, se supone, estudien a Cuba no le prestan suficiente atención a las instituciones que existen en el país. La mayoría de los estudiosos discuten, escriben y prescriben sobre una Cuba imaginaria o imaginada. Se escribe sobre el futuro y muy poco sobre el presente real o el que fue. En otras palabras, no se hacen la pregunta – por ejemplo – por qué existen gasolineras CUPET y gasolineras ORO NEGRO. ¿Por qué hay dos en vez de una empresa para la venta de gasolina? No se preguntan por qué hay tantos diferentes tipos de taxis: HavanaTaxi, PanaTaxi, etc. Todo se ve como UN estado controlándolo todo y lo demás, pues, no se analiza.

Es obvio que en Cuba existe un capitalismo de estado con numerosas dificultades impuestas desde el exterior. Esta descripción no tiene la intención de ser peyorativa, es solamente descriptiva. En el capitalismo de estado hay corporaciones que son independientes unas de otras, y pueden responder a diferentes sectores dentro del propio estado. Por ejemplo, el MINFAR tiene empresas (incluyendo el Banco Metropolitano – que es diferente al Banco Popular de Ahorro). También tiene el MINFAR una línea de hoteles (Gaviota) y granjas propias. Estas granjas nos demuestran que existe “vertical integration” en diferentes cadenas productivas de la isla. Y esas entidades y cadenas estatales pero autónomas unas de otras COMPITEN con otras entidades del estado capitalista. ¿Existen contradicciones entre Gaviota y Cubanacan, por ejemplo? ¡Pues claro! ¿Y desde cuándo existen estas instituciones? Comenzaron en 1985. ¿Y quién ha estudiado el proceso económico y político de Cuba en base de estas condiciones? ¡NADIE!

Los que llaman a la introducción de medidas capitalistas en la isla y que sueñan con el mercado están fuera de onda y despistados. Lo que ellos confunden es el capitalismo de corporaciones privadas y asumen que el capitalismo de corporaciones paraestatales no es capitalismo. Una gran diferencia, por supuesto, es quien se apropia de las ganancias y cómo lo hace. Las ganancias en el capitalismo privado van – eventualmente – a manos privadas; el capitalismo estatal usualmente se apropia de las ganancias y distribuye parte de esas ganancias entre los administradores y de forma individual o social entre los que trabajan en la empresa. Ambos tipos pagan impuestos. El capitalismo privado también está burocratizado.

Nota: En Cuba existieron precedentes de esta situación – y fueron establecidos por los Estados Unidos. Por ejemplo, la Nicaro Nickel Company era una corporación estatal de USA – del estado norteamericano. La Nicaro era una subsidiaria en sentido administrativo de Freeport Sulphur Company que a su vez “actuaba” a nombre de Defense Plant Corporation and Metals Reserve Company.

Hay que dejar el “Dreaming in Cuban” o imaginar una Cuba que no es y prestarle atención a lo que de verdad existe – dejando las gafas ideológicas a un lado.

-IMAGEN: art.newcity.com

Share