Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » ei

Agustín Tamargo y Gastón Baquero en la “Mesa Revuelta” de Radio Mambí (I)

Enviado por en noviembre 14, 2012 – 7:54 am

GASTON BAQUERO: (…) Cierto deshielo, tolerancia… espero que eso se amplíe y llegue a todos los sectores de la vida cubana; tolerancia general.

AGUSTIN TAMARGO: ¿Y usted no tiene temor que esto sea una finta de la propaganda de Castro para usar el prestigio de su nombre, y el de Sarduy, y el de Lydia Cabrera y los demás para darse un baño de reformismo y liberalismo que no tiene?

BAQUERO: Es muy probable que el régimen se beneficie de esa nueva fase (“face”) que le puede dar la tolerancia… pero en eso nadie tiene la culpa, yo estoy seguro que… todos esos muchachos, escritores y poetas que tienen esa visión de nuestra generación, de  nuestro grupo, etc., son sinceros… Ahora, la intención por la cual el régimen ha dejado que se manifiesten estos sentimientos es otra historia. Ellos no tienen la culpa, ellos son nobles, son sinceros, y si se beneficia el régimen con esto pues lo sentimos mucho…

TAMARGO: Algunos de estos escritores sin embargo han participado en labores de propaganda política a favor de la dictadura, ¿no le escuece que le eleven a usted, como usted se merece, pero que lo eleven ellos?

BAQUERO: Bueno, ellos tienen la voz cantante, ellos son los que manejan todo eso, si no se autoriza un acto de esa clase pues no se puede hacer, tranquilamente.

TAMARGO: Usted cree que eso está autorizado…

BAQUERO: Pero hombre, desde el momento en que se ha hecho es porque está autorizado, porque si no está autorizado por el Partido o por quien sea pues no se puede hacer. A mí me parece que sí, que puede formar parte de una nueva imagen de relaciones públicas, o sea una nueva cara del régimen; aquello que se llamaba cuando Kruschev empezó a cambiar las cosas, la cara del comunismo, comunismo de rostro humano, etc. Todo eso puede ser, y esto es posible que no sea más que un pretexto, pero bueno porque están haciendo un homenaje a la poesía, no se trata de un homenaje a mí personalmente, es una cosa con motivo de los 50 años de la fundación de Orígenes.

TAMARGO: Ellos han tenido antes otros gestos. Yo vi publicado un ensayo de Lisandro Otero sobre Labrador Ruiz, nuestro querido amigo. ¿Usted no está en contra de que haya ese contacto entre los escritores de allá y los de fuera, a pesar de…?

BAQUERO: No, yo no estoy en contra, hace mucho tiempo que vengo hablando a favor de eso y me he buscado problemas en Miami con personas intransigentes que no comprenden ciertas cosas. Yo he hablado mucho de lo que llamo puentes hacia la isla, llevo tiempo publicando sobre eso y buscándome ciertas enemistades, me importa poco, nuestro deber es extender toda clase de puentes, darnos cuenta de que somos todos cubanos y que la cultura es una y la patria es una.

TAMARGO: ¿Usted aceptaría que editaran sus obras en Cuba?

BAQUERO: A dónde… yo no… pero si me lo hacen a mí no me voy a meter en eso, pero no, no van a editarlo además. Allá ellos…

TAMARGO: Algunos de los escritores que he mencionado aquí me han enviado sus libros, yo sé que hay la intención en algunos escritores de tener contacto con periodistas y escritores de fuera, pero siempre existe el peligro de que está el Partido Comunista maniobrando detrás.

BAQUERO: Sí, pero yo te digo… Tamargo, no podemos evitar que se utilice una cosa buena para un mal, es decir, es muy buena la relación entre escritores y todo esto, y si de eso se beneficia el régimen y se beneficia el Partido pues qué vamos a hacer, ¿no?

TAMARGO: Usted también rompió aquí el hielo cuando elogió de manera calurosa el premio de Dulce María Loynaz. ¿Usted considera que fue injusto lo de la gente que aquí la criticaron porque ella se quedó en Cuba y porque aceptó premios del gobierno de Cuba?

BAQUERO: Hubo muchas críticas, incluso a mí, y no quiero ni acordarme de las cosas que se dijeron, algunas muy desagradables, una señorita ahí que habló no sé qué de los negros… Y todo eso pasó, todo eso bajó de temperatura cuando Dulce María dijo que no era el embargo el culpable. Dio esa opinión y entonces a Dulce María la aceptaron. Pero si eso es una torpeza, Dulce María es una señora que está allí con su obra, una cubana que vive allí, además le da la gana de vivir allí y se acabó.

TAMARGO: Además dicen que dijo una frase… cuando le dijeron que se fuera de Cuba dijo: que se vaya Castro que yo vine antes que él, como diciendo que ella tiene una cepa mambisa y él es hijo de un… de un…

BAQUERO: Además es una señora… bueno, que ha aceptado honores que le han hecho, ya era tiempo que se lo hicieran, si la tuvieron enmudecida por completo, y eso no se puede criticar, me parece a mí.

TAMARGO: Y su opinión de la  literatura, del arte que se produce en Cuba hoy Gastón, ¿usted es optimista?, ¿usted cree que se produce allí una obra de creación seria?

BAQUERO: En poesía sí, sobre todo, en poesía, que es lo que yo más conozco; conozco algo, mucha labor y muy buena. Hay un grupo de poetas magníficos, magníficos, nada que ver con el marxismo, ni nada.

TAMARGO: En los tiempos de Franco hubo una revista que usted recordará mejor que yo, que se llamaba INSULA, que empezó a publicar materiales de los escritores exilados, de Juan Ramón y de todos… con críticas además, ¿usted cree que la situación de Cuba todavía está muy ensangrentada para admitir eso?

BAQUERO: Bueno, todavía eso no está bastante abierto pero… sí, ya hay una buena señal, es hora de que sí, que se abra un poco la mano, yo insisto en eso. Nosotros no podemos desde el exilio, desde nuestra comodidad, desde nuestra tranquilidad, querer que la gente que está allí tenga una actitud de guerrero, todo el día desafiante y tal; eso no es humano además.

TAMARGO: Hay un escritor cubano prominente, que no quiero mencionar ahora, que visitó a Lydia Cabrera (poco) antes de morir y le ofreció que volviera a Cuba y tal, ¿a usted nunca le han invitado a volver a Cuba?

BAQUERO: No, no, no…

TAMARGO: Usted no iría…

BAQUERO: Bueno, ahora llegó la invitación a través de la Universidad de Salamanca, pero yo ya dije que no, que no tenía que ir allí. Una invitación para una cosa que van a hacer sobre Orígenes en el mes de junio… La profesora que lleva eso aquí en España me escribió y ya yo dije que no, yo no tengo nada que ir a buscar allí, yo no tengo nada que ver con eso.

TAMARGO: Muy bien…

-NOTA: Grabado de Radio Mambí, Transcrito y editado por Emilio Ichikawa para los lectores de este sitio

-FOTO: Gastón Baquero: University of Miami

Share