Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » ei

Cuba, el proyecto “Transpacífico” y el canal de Nicaragua

Enviado por en octubre 30, 2012 – 10:25 am

Emilio Ichikawa

Hace unos años en Brown University conocí la parte literaria del proyecto Trasatlántico, gracias a una invitación que el profesor Julio Ortega hizo al escritor Carlos Fuentes a Providence. Por supuesto que aunque se habló de literatura, todo aquello trataba de algo más. Precisamente me lo ha recordado un curioso homenaje a Carlos Fuentes que produjo a su interior el llamado Foro de Iberoamérica, que se reunió recientemente en Cartagena de Indias con la participación del Presidente Santos y protagonismo de los magnates Carlos Slim y Gustavo Cisneros, e invitados significativos como Juan Luis Cebrián. Cisneros y Slim se han mostrado muy interesados en invertir en los medios de comunicación de los Estados Unidos y ambos forman parte de una “corporación civil” que rozan empresarios cubanoamericanos habituales de las reservas residenciales de República Dominicana.

Un proyecto de integración Trasatlántico sería para Cuba algo así como un presupuesto; tanto por su posición geográfica como por los nexos históricos que tiene Cuba con España (continental e insular) y África Occidental (continental e insular). Sin embargo, hay algunos elementos que indican que Cuba (cuando digo “Cuba” me refiero a su condición gubernamental actual, es decir al poder “real”) se sentiría tan e incluso más a gusto en una integración Transpacífica que Transatlántica.

En primer lugar porque EEUU, el gran protagonista del sistema Trasatlántico, le ha puesto como requisito preliminar a Cuba que haga una movida “creíble” o “perceptible” hacia la democracia antes de darle residencia en la alianza. Pero al parecer Cuba no tiene previsto conceder ante esa exigencia; y creo que se da esa “lija” no tanto por intransigencia o moralismo soberanista (como declara La Habana) sino porque le han salido otros pretendientes para quienes no es necesario que la isla haga cambios como protocolo del compromiso (comercial). No se lo piden los gobernantes de Brasil; ni tampoco el chileno Sebastián Piñera y el panameño Ricardo Martinelli, dúo que formaría parte de la llamada “derecha latinoamericana”, capaz de reconocer que en Cuba hay problemas con la democracia pero igual que cada país tiene derecho a explorar su propio camino hasta los confines de la “singularidad” y la “excepcionalidad”, que queda más lejos.

Alguna ventaja debe tener La Habana que aún se siente cómoda como para “celebrar” los logros de la oposición en las elecciones locales en Chile y la reversa que tuvo que poner Martinelli en el tema de las tierras colonenses. El 3 de diciembre de 2011, al asumir en Caracas la presidencia pro-tempore de la CELAC, el Presidente Piñera dijo: “Con esta Troika (Venezuela-Chile-Cuba-ei), que formamos a partir de este instante con el Presidente saliente de esta Comunidad, el Comandante y Presidente Chávez y con el también Comandante y Presidente Raúl Castro, sin duda que partimos con diferencias de opinión, pero ¡viva la diferencia!, como dicen los franceses…”. Por su parte el Presidente Martinelli, en una discreta visita a Cuba en agosto del 2010, definió con Castro “diversos temas de interés y relaciones bilaterales”, como dijo la TV CUBANA.

Consecuentemente, en la  primera reunión de Cancilleres de la Troika de la CELAC, celebrada en Santiago de Chile el 9 de enero de 2012 a instancias del Canciller chileno Alfredo Moreno, se aprobó una “Minuta” que decía: “5.3. Que el Canciller de Chile -PPT CELAC- acepte las invitaciones de la República Popular China, India y la Secretaría de la Unión Africana para efectuar visitas a los respectivos países y sedes a fin de consolidar las vinculaciones de CELAC con esos países y entidades.” Está claro que Chile es una de las puertas Transpacíficas del potencial sistema.

Esta “salida” a Asia desde la CELAC es seguida con interés y cierta tensión o competencia sincrónica. Fue muy ilustrativo que en julio de este 2012, mientras Raúl Castro visitó a China entre los días 4 y 7, cubriendo cita en Viet Nam el día 8 (antes de salir hacia Rusia), la Secretaria de Estado Hillary Clinton llegara a Laos el día 11 en “visita crucial” para seguir de cerca la correlación de fuerzas en el marco de la ASEAN. La reunión de la CELAC en Chile en enero del 2013, que pasará la Presidencia pro-tempore a La Habana, va a certificar una inclinación al Pacífico desde el Caribe que ha de seguirse con interés.

En estas diagonales resulta también relevante un aspecto de la reciente entrevista que el Presidente de Nicaragua Daniel Ortega ofreció en exclusiva a la transnacional noticiosa RUSSIA TODAY. Después de divagar por tópicos de oficio, Ortega se centra en el proyecto del Canal de Nicaragua, entregado a compañías chinas, cuya ejecución es más tangible de lo que se había pensado. Ortega habla de un plazo de 10 años. La idea de que en una década pueda existir un segundo canal que una al Caribe con el océano Pacífico casi toca lo inverosímil; pero con cierta gente… nunca se sabe.

-ILUSTRACION: “Lighthouse”, por Falco: thecaglepost

Share