Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » Colaboraciones

Cuba y sus recursos minerales: Pasado y futuro (I)

Enviado por en septiembre 14, 2011 – 14:12 pm

Mario J. Faz

(Geólogo)

Puede asegurarse que la primera mención a los recursos minerales de la Isla fue la de Don Cristóbal Colón en su Diario de Navegación sobre unas “piedras de hierro” encontradas al parecer en uno de los breves recorridos tierra adentro por la zona de Mayarí, en la región nororiental. Esas “piedras de hierro” no son otra cosa que las concreciones ferruginosas, los llamados “perdigones” que a veces alcanzan tamaños de varios centímetros.

Como quiera que el objetivo de las expediciones colombinas era encontrar oro, y al observar que en los ríos cateados por ellos estaban ausentes las ansiadas pepitas de metal y solo que los aborígenes poseían escasos adornos de baja calidad, levaron velas y siguieron viaje. Expediciones posteriores exploraron más minuciosamente desembocaduras de ríos, encontrando en el Arimao, cerca de la bahía de Cienfuegos, pocas muestras.

Los conquistadores se convirtieron entonces en colonizadores y aprovechando la posición de Cuba, la fertilidad del suelo y la docilidad de los pobladores, la convirtieron en punto de aprovisionamiento de las flotas coloniales.

Varios años después, durante el reinado de Carlos V, este envió un grupo de mineros alemanes a la ya fundada villa de Santiago de Cuba a reconocer y poner en explotación los yacimientos de El Cobre, al oeste de la ciudad, con relativo fácil acceso al mar por la bahía de Santiago. Se menciona que del cobre extraído del mineral de este yacimiento, mezclado con estaño de yacimientos españoles, se obtuvo el bronce para los primeros cañones que defendían las fortalezas y ciudades del Nuevo Mundo.

La actividad minera durante siglos posteriores fue muy limitada; según datos encontrados en el Archivo Nacional aparece un manuscrito de los frailes dominicos solicitando autorización de la Corona para la explotación de un yacimiento de oro en las cercanías de Bayamo en 1715.

A inicios del Siglo XIX visita la Habana el Barón Alejandro de Humboldt, el cual publica a su regreso a Europa la Noticia Mineralógica del Cerro de Guanabacoa. Notemos que Humboldt solo estuvo unos días en la Isla pues su objetivo era más ambicioso en el continente.

En 1868 Don Manuel Fernández de Castro, con Pedro Salterain y Legarra, ambos peninsulares, publican el Croquis Geológico de Cuba, una copia del cual fue obtenida en el archivo digital de la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos.

Notemos también que a mediados del Siglo XIX hubo inversiones norteamericanas en la minería cubana, localizadas mayormente en los yacimientos de mineral de hierro magnetíticos de Daiquiri y Firmeza, al este de la bahía santiaguera. Al cerrar el Siglo XIX con la Guerra Hispano Americana las instalaciones del puerto para los minerales de Daiquiri fueron utilizadas por el ejército norteamericano para desembarcar sus tropas, el resto de la historia no la repito.

Instaurada la República son enviados a la Isla tres geólogos: Hayes, Vaughan y Spencer, de reconocida capacidad profesional, los cuales hicieron un detallado recorrido publicando el Reconocimiento Geológico de Cuba. Monografía de alrededor de 100 páginas que resumió sus trabajos de exploración.

En los inicios de la República se fundó la Secretaría de Minas y Aguas adscrita al Ministerio de Agricultura, en donde los Ingenieros Jorge Broderman y Vignier y Antonio Calvache, con un entusiasta personal pero con un presupuesto mínimo, atendían toda Isla. Son varias las publicaciones de investigaciones realizadas por ellos. Mencionemos también a José Isaac del Corral, profesional de la minería cuyo nombre ostenta el Laboratorio de Minerales cerca de la Virgen del Camino, en Luyanó, La Habana. Durante la etapa de la primera República de Cuba fue publicado el Mapa Geológico de Cuba (escala 1: 1’000,000) y se contaba con un catastro de yacimientos con características y volúmenes de las minas. Además el Instituto Nacional de Cartografía y Catastro, gracias a un empréstito y la asesoría técnica de los Estados Unidos, había publicado los mapas topográficos de toda Cuba en escalas 1:50,000 y 1:100,000.

No se debe olvidar que en la Facultad de Ciencias de la Universidad de la Habana existió hasta 1967. Este año fueron trasladados a Santiago de Cuba los Departamentos de Geología y Paleontología y el Departamento de Mineralogía y Petrografía, los cuales contaban con aulas, laboratorio y museo en plena capacidad de utilización por los estudiantes de Ciencias Naturales. Acoto que en mis inicios de estudiante en lo que fue la carrera de Ciencias Geológicas, el Museo contaba con una colección de miles de muestras de minerales de todas las partes del mundo, reunidos por los Dres. San Martín y De la Huerta; cuyos nombres ostentaban los locales.

En cuanto al petróleo ya desde el primer tercio del Siglo XX las compañías petroleras norteamericanas habían perforado miles de metros en la Zona de Cristales, Majagua, Motembo, Bacuranao, Cárdenas y otros puntos de los cuales se obtenían determinados volúmenes del oro negro, pero la pequeña escala de estos no incentivaron a los norteamericanos a desarrollar más labores de exploración.

Poco después de la Segunda Guerra Mundial la Freeport Sulphur invirtió y desarrolló la planta y yacimientos de lateritas niquelíferas de Nicaro, y a fines de la década del 50 la Moa Bay Mining, la planta y yacimiento de Moa. Ambos yacimientos suman uno de los mayores de Niquel y Cobalto del hemisferio occidental.

En el Occidente, las minas de Matahambre en Pinar del Río, descubiertas por un perito farmacéutico, fueron explotadas hasta bien entrados los años 60 pero la gran profundidad alcanzada y dificultades de explotación hizo que fuese cerrada. En esa misma zona se hallan numerosos yacimientos de polimetálicos.

En la Figura obtenida en Google Earth de un file kml del Servicio Geológico de los Estados Unidos se exponen algunos de los yacimientos de la Isla. En la tabla descriptiva que acompaña este mapa hay numerosos errores de localizacion y nombres de localidades. Una fuente relativamente confiable de los valores y volúmenes de reservas fueron obtenidos de los Mineral Yearbooks publicados por el Bureau of Mines de los Estados Unidos. En publicaciones técnicas y científicas de este y otros países hay información de casi todos los años del Siglo XX y del presente.

-IMAGEN1: Croquis geológico de Cuba Fernández de Castro 1869

-IMAGEN2: Daiquirí Mines Cuba

-IMAGEN3: Daiquirí Shafter landing

-IMAGEN4: Geológico Broderman

-IMAGEN5: Localidades Mineras de la Isla de Cuba

-NOTA: Imágenes enviadas por el autor del artículo

Share