Cuba

Noticias, notas y artículos sobre Cuba

Colaboraciones

Artículos y ensayos de colaboradores

Correo

Opiniones y cartas del lector

US-Mundo

Noticias y notas sobre Miami, US y el mundo

ei

Artículos y ensayos de Emilio Ichikawa

Inicio » Colaboraciones

El sincretismo político

Enviado por en marzo 4, 2009 – 16:22 pm

Elsa M. Rodríguez

Ya pronto será primavera, y notamos por los Vientos de Cuaresma que ya soplan, que pronto llegará la Semana Santa celebrada por todos los cristianos en el mundo. También aquellos que por su ideología no siguen para nada los preceptos del cristianismo, aprovechan esta época del año para hipócritamente dirigirse al Señor y dar gracias por las bendiciones que han recibido. Entre este grupo de personas se encuentra el presidente-dictador de Venezuela, quien se la pasa dando gracias a Dios porque todas sus “perrerías” le están saliendo muy bien.

Ahora aparte de payaso y mentiroso, también es sacrílego porque dice ver visiones, ya que no otra cosa más que ver visiones es afimar que el dictador moribundo de Cuba, Fidel Castro, se pasea por las calles de un “lugar allá lejos”. Nadie en su sano juicio puede creer que un señor, sea quien sea, con 82 años de edad, gravemente enfermo, y con el gran temor a ser asesinado y que siempre ha estado como la espada de Damocles, pendiente de un hilito sobre su cabeza, pueda darse el lujo de ir caminando libremente por un lugar público, teniendo como tiene sitios reservados para él y su tropa acompañante. Y es que además si nos machacan cada cierto tiempo con la versión gubernamental de que Fidel está vivo y sano, una versión firmemente secundada por Chávez y todos los mandatarios y mandatarias latinoamericanos que han ido a Cuba y se han fotografiado con el “difunto”, sería lo más lógico del mundo que el hombre se dejase fotografiar y hacer películas como prueba de vida, por todos los que están interesados en preservar su imagen. Sin embargo, según Chávez, Fidel tomó mucho cuidado para que su salida a “caminar” no tuviera repercusiones al exterior. En qué quedamos por fin: ¿Fidel está vivo o es como los zombies, un muerto reanimado por arte de brujería no para controlar su voluntad, sino para seguir controlando la de sus seguidores?

Claro que es en normal Chávez una cosa como ésta; como cuando dijo que Fidel caminaba por los campos de Cuba, millas y millas y que pronto se pondría nuevamente el uniforme verde olivo, porque además de tanto mentir, él ya se cree sus mentiras. Chávez es capaz de todo eso, ya que ha sido capaz recientemente de abrazarse a un crucifijo para que un sacerdote (salido de no se sabe cual congregación) lo entregara a Cristo y pidiera protección para el presidente. Hay que entender, para ser justos, que el mandatario venezolano nos ha enseñado cómo practicar el sincretismo político, es decir, utilizar las leyes y regulaciones de las democracias para luego gobernar con los métodos y la mano férrea de las dictaduras. A algunos les gusta mezclar lo salado con lo dulce y a Chávez le encanta unir la tradición cristiana con la superchería.

—–
ILUSTRACIÓN: Omar Santana para El Nuevo Herald.
Share